Negocio, despojo y violaciones de derechos humanos: lo que oculta el «altruismo» de las misiones médicas del régimen cubano

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

Influencia política y negocio: las dos ganancias que obtiene el régimen con sus misiones médicas, reveladas en esta segunda entrega de DIARIO DE CUBA y CONNECTAS.

Ilustración: ampolleta DIARIO DE CUBA / CONNECTAS

El 16 de noviembre de 2020, en un hospital de Ouargla, Argelia, el enfermero cubano José Alberto Oliva aplicó el método piel con piel para salvar la vida de una recién nacida cuya madre había fallecido por el Covid-19. En abril de ese mismo año, la neuropediatra Yilian Fernández Labrada rescataba en Gambia a una bebé que padecía dextrocardia e hipoplasia pulmonar derecha. Y en 2010, el pediatra Juan Rafael Pino curaba en Haití a un niño con insuficiencia cardiaca y renal, y una grave infección en la piel.

Las anteriores son apenas tres historias de miles que existen acerca de cómo las denominadas misiones médicas cubanas han salvado vidas y ayudado en la recuperación de pacientes por todo el planeta a partir de 1963. Según publicó en mayo de 2021 el diario del Partido Comunista de Cuba, Granma, desde entonces unos 450.000 profesionales cubanos de la Salud han prestado servicio en 160 países del mundo.

¿Pero cuánto de verdadero altruismo hay en el envío de profesionales cubanos de la salud por parte del Gobierno cubano a lugares remotos donde ni los médicos y enfermeras locales se atreven a ir? ¿A qué precio se salvan esas vidas? 

El segundo capítulo de la investigación «Médicos cubanos: negocio y política hacia afuera, abandono adentro«, titulado La diplomacia de las batas blancas y llevada a cabo en conjunto por DIARIO DE CUBA y CONNECTAS, refleja que el difunto Fidel Castro, desde fecha tan temprana como 1994, tenía el propósito de exportar médicos, en su afán por demostrar la superioridad del modelo socioeconómico que implantó en Cuba.

Ambos medios revelan, a partir de una investigación anterior y premiada de DIARIO DE CUBA en 2018, cómo el Programa Mais Medicos en Brasil marcó el nacimiento de esta industria de exportación de personal de salud, que las propias autoridades cubanas han reconocido como su principal fuente de ingresos.

De esta forma, mientras vende al mundo la imagen de nación solidaria, el régimen cubano obtiene jugosas ganancias con el envío de su personal de salud a otros países.

El eslabón más débil de esta cadena lo constituyen los propios profesionales de la Isla, que son despojados de entre un 75 y un 90% de sus salarios y sometidos a violaciones de sus derechos humanos, como reflejan los testimonios de médicos, enfermeros y técnicos de la salud entrevistados para esta investigación. 

La investigación se publica íntegramente en la plataforma web de CONNECTAS, accesible aquí: «Médicos cubanos: negocio y política hacia afuera, abandono adentro«.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.