Un joven padre cubano acudió el pasado viernes a las redes sociales para denunciar la prematura muerte de su hijo, quien falleció por causa de una negligencia médica en 2018.

“Hoy yo debería estar preparando para mañana el cumpleaños 5 de mi hijo, pero él ya no está, lo perdimos tras semanas de ir a hospitales y como siempre, un pésimo sistema de salud pública en Cuba impidió que hoy estemos juntos”, escribió en un hilo de Twitter, Arturo De Los Reyes Gavilán Cruz.

Según explicó el ingeniero de profesión, todo comenzó cuando su pequeño Sebastián empezó a sentir malestares en el estómago. Decidieron, entonces, llevarlo al Hospital Pediátrico Docente “William Soler” donde, tras cuatro horas de espera, el doctor de guardia lo diagnosticó como “una comida que le cayó mal”.

Aunque la familia solicitó que le hicieran un ultrasonido al menor, el galeno alegó que era “un gasto de recursos”.

Sus padres no tenían un amigo militar

“La semana siguiente fue igual, le llevamos el viernes a otro pediátrico y dijeron lo mismo y que hasta el lunes no había técnico en ultrasonido y que el especialista en eso estaba de misión por otro país, por lo tanto, nos quedamos en las mismas”, agregó Gavilán Cruz. “Esa noche convulsionó, fue ingresado en el Hospital Pediátrico de San Miguel del Padrón.

“Allí, el primer día fue tratado como un catarro, hasta que un ultrasonido reveló la inflamación de algunos órganos, como no sabían que tenía sus tratamientos eran variados para ver con cual mejoraba (…) Fueron transfusiones y el colapso de casi todos los órganos, fueron especialistas de otros hospitales a diagnosticar, ninguno de pediatría porque en La Habana no había ninguno, todos se fueron del país o abandonaron la medicina por buscar una mejora económica”.

Luego de una semana de ingreso, Sebastían falleció justo el día que cumplía 3 años y siete meses. Dos meses después, los médicos indicaron que la causa del fallecimiento del menor había sido un tipo de cáncer, “síndrome hemofagocitico”.

“Sus padres no tenían un amigo militar y mucho menos el apellido Castro”.

“Con este hilo no busco lástima de nadie, menos seguidores ni ser reconocido por nada.
Busco mostrar la verdad de los que vivimos en un país de donde todos quieren salir, donde tenemos que pasar miles de problemas para vivir y donde todos queremos un cambio”, concluyó Arturo.

El caso de la niña Paloma que conmocionó a Cuba

Lamentablemente, los casos de negligencia médica en la Isla se han hecho cada vez más frecuentes. Una de las muertes que más impactó a cubanos, tanto dentro como fuera del país, fue la de la niña Paloma Domínguez Caballero.

La infante falleció en 2019, tras ser vacunada por una enfermera contra la papera, rubéola y el sarampión. Después del procedimiento —supuestamente inofensivo—, su condición física se deterioró con cierta rapidez y perdió la vida por un fallo multiorgánico. En aquel entonces, su madre Yaima denunció lo sucedido y criticó de forma abierta a los responsables de velar por su hija.

Una semana después del trágico hecho, los padres de la menor fueron citados por funcionarios del Ministerio de Salud Pública (MINSAP). En un primer momento, pensaron que iban a obtener una explicación de lo que sucedió pero fueron amenazados. Fue entonces que Yaima y Osmany —padre de la criatura— decidieron abandonar la Isla y tomar refugio en México, con el fin de “compartir abiertamente su historia”.

Luego de meses de espera, la responsable por la muerte de Paloma fue condenada a 12 años de privación de libertad.

Tomado De ASERE.COM

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.