“Tengo una responsabilidad: ser honesto, decir la verdad. Me pueden quitar todo, menos quien soy”, afirmó el reconocido locutor Yunior Morales ante las maniobras del régimen para separarlo de su trabajo

Yunior Morales, quien desarrolló una notable carrera como locutor y presentador de noticias en medios estatales, está siendo separado de algunos de los programas y promociones que cubría. Maniobras del régimen para separarlo de su trabajo, por cuestionar a través de las redes sociales arbitrariedades que prevalecen en el país y defender firmemente sus opiniones  en contra de un régimen dictatorial.

Morales, realizó una transmisión por su página de Facebook, donde afirmó: “Nadie puedo mandar en lo que pienso. Nos podemos expresar. ¿Quién  me puede quitar eso? ¿Quién dice que por opinar -te equivoques o no-, alguien te puede decir que pierdes programas, que cambies tus planes, que puedes perder el trabajo (…)”.

El reconocido locutor de la provincia de Cienfuegos y radicado en la capital del país, detalló que lo están separando de sus proyectos laborales “poco a poco”. “Para que no sea tan evidente”, acotó.

“Suena muy mal que una figura pública se exprese, aunque lo hago con respeto; no le falto el respeto a nadie”, subrayó.

Morales, una de las voces más populares de Radio Taíno y presentador de espacios de noticias en la Televisión Cubana (TVC), afirmó: “Tengo una responsabilidad: ser honesto, decir la  verdad; después que venga lo que venga. Me pueden quitar todo, menos quien soy”.

“(…) me seguiré expresado. Es hora de que exista el debate, una  buena comunicación, si no van a pasar años y seguiremos atrasados”, señaló. “Quítenmelo todo,  si esa la óptica, la represalia… no seré el primero. Seguiré estando a favor de que las personas se puedan expresar” libremente, aseguró el locutor.

Morales señaló que ya no hará las promociones en las que ponía su voz, por indicación del Jefe de Programación del canal estatal, Cubavisión. “Muy bien. Cuando digo esto es a mí mismo, no a él, porque yo voy a seguir adelante y firme. No hay nada como tener la razón”, subrayó.

Y añadió: “A mí me puede gustar Joe Biden o Doald Trrump, pero tengo derecho a elegir. Me puedo equivocar, pero eso es natural, que el ser humano razone, se exprese…”

“Una amiga me llamo y dijo: ‘Tú eres opositor, alguien  te están pagando’. Le respondí: ¿No se puede decir una verdad sin que mantengan  el mismo discurso? (…) Nadie me está pagando por decir nada, la libre expresión no tiene  precio. En muchas  partes del mundo puedes decir hoy que no te gustó eso que dijo el presidente y luego afirmar que consideras que dijo algo bien. Nadie me va a impedir que razone. No podrán quietarme mis valores”, insistió.  

Morales comenó también sobre los serios problemas constructivos de la vivienda que habita junto a su madre anciana, y que a pesar de todas las denuncias que ha hecho en las instancias estatales pertinentes y contar con todos los documentos en orden, no ha recibido ninguna respuesta. “Será otro derrrumbe más en Cuba”, dijo. 

Perder proyectos labores lo afecta salarialmente e impide que pueda realizar los arreglos que requiere su hogar. Este es el costo de disentir y no seguir el coro triunfalista y tergiversado del régimen.

Su publicación desató disímiles reacciones. El director de cine, Esteban Insausti refirió: “Siempre será preferible sufrir por la verdad que hacer sufrir a la verdad con nuestro silencio. Basta de hipocresía”

Por su parte, Reynaldo Fundora,  agregó: “Sí todos los cubanos hablaran así de claro y sin miedo y doble moral, viviéramos en una Cuba mejor. Gracias por el ejemplo que ud. está dando”.

“Este país necesita más figuras públicas que expongan nuestra triste realidad, necesitamos un cambio”, concluyó el usuario identificado como Antonio Antonio.

Morales ha criticado severamente a la cúpula dirigente de Cuba. “No se trata nada más de que ustedes prosperen. Si están en esa posición es para servirnos bien, sino que el pueblo haga su propia asamblea. ¡No funcionan! ¡No los necesitamos!”, dijo indignado contra los funcionarios del régimen, en respuesta al plan oficial de alimentar al pueblo con gallinas “decrépitas” y tripas de reses y cerdos.

También se pronunció sobre la petición de padres guantanameros de que las tiendas en divisas o moneda libremente convertible (MLC) retiren los dulces de las vidrieras para evitar el momento amargo de explicarle a sus hijos que no pueden comprarlos.

“¡Algunos tenemos RAZÓN! (Vuelvo a ser directo: Los que apoyan esto son unos miserables y no aman al pueblo cubano). ¡A mí que me maten, pero digo la VERDAD!”, escribió el viernes 30 de octubre en su perfil de Facebook Morales, donde compartió una captura de la publicación del medio guantanamero Venceremos que reseñaba la inaudita y entristecedora petición.

La críticas del locutor, que está siendo víctima de prácticas discriminatorias en su trabajo y gremio desde que decidiera hacer uso de su libertad de expresión, al menos en sus redes sociales, generan decenas de comentarios y centenares de reacciones.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.