‘Nadie puede pensar que el país quiere dar apagones’: el ministro de Energía ante el malestar de los cubanos

‘Esta situación no se va a resolver de hoy para mañana’, advierte y culpa al ‘bloqueo’ de que sea aún más cara la generación eléctrica.

Cableado eléctrico en La Habana. DIARIO DE CUBA

«La disponibilidad de generación para satisfacer la demanda de electricidad en Cuba continúa afectada, debido a que el Sistema Eléctrico Nacional ha estado operando con muy bajos niveles de reserva», dijo en el Noticiero Nacional de la televisión oficial el ministro cubano de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz, quien salió a intentar aplacar las críticas suscitadas por los apagones de las últimas semanas.

«Bajo estas condiciones, la desconexión imprevista de una central termoeléctrica provoca un déficit en la generación, pues el nivel de reserva no es capaz de suplirla, por lo cual deben realizarse cortes del servicio«, dijo.

Según el dirigente, así ha pasado luego de la salida —por una avería en la caldera– de la unidad uno de la termoeléctrica de Felton (una de las mayores generadoras del país), en cuya reparación se trabaja de manera ininterrumpida. Calculó que podría quedar resuelta el domingo.

Arronte Cruz dijo que, hasta este jueves, se encontraban fuera de servicio las unidades generadoras seis, de Nuevitas, y la tres, de Santa Cruz, las cuales deberían haber entrado en funcionamiento en las primeras horas de este viernes, y contribuir a reducir la diferencia entre demanda y generación.

«Aunque la disponibilidad de generación es tensa, se buscan alternativas para disminuir todo lo posible las afectaciones al sector residencial, en detrimento de algunas actividades económicas en el sector estatal que debieron reducir sus consumos», dijo.

«Nadie puede pensar que el país quiere dar apagones; se trabaja intensamente, durante las 24 horas, para darles solución a las averías«, dijo, y añadió que el Gobierno «destinó presupuestos a proyectos de mejoramiento para la generación base y a los emplazamientos de generación distribuida».

«El país trabaja intensamente todos los días para que esas afectaciones a nuestro pueblo no ocurran, en estos momentos paralizamos industrias y algunos sectores productivos para proteger el servicio al pueblo«, insistió Arronte Cruz ante el malestar de los cubanos que exigen cada vez más respuestas y una solución a la situación que los agobia casi diariamente en las últimas semanas.

El titular volvió a decir que «la generación base del sistema nacional proviene de termoeléctricas que tienen 35 años de explotación como promedio».

Culpó al «recrudecimiento del bloqueo» de «una afectación en la disponibilidad de los recursos» y de no haber «podido hacer los mantenimientos de forma organizada».

Admitió que «esta situación no se va a resolver de hoy para mañana«.

Según recogió un reporte de la oficial Prensa Latina, el jueves el primer ministro, Manuel Marrero, instó a directivos de la Unión Eléctrica a «buscar alternativas y administrar las cargas disponibles para reducir las interrupciones en el servicio a la población».

El medio acusó a los que «alientan la desestabilización» de utilizar los apagones como «uno de los elementos para intentar provocar un estallido social y generar acciones como las ocurridas el pasado 11 de julio».

Aunque las autoridades han evitado referirse a la escasez de combustible entre las justificaciones que han dado de los cortes eléctricos de las últimas semanas, Miguel Díaz-Canel dijo que tras las críticas de muchos cubanos a los apagones hay «una actitud oportunista que obvia la dura persecución de las administraciones estadounidenses al suministro de combustibles a la Isla«.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%