Lo cierto es que, para muchos resulta inadmisible, o cuando menos ridículo y evidencia de la anormalidad de la política en Cuba, que el máximo dirigente de la estructura gubernamental no aparezca en varios meses

El escamoteo de la información, la censura tan del gusto de las dictaduras, han entrenado a los cubanos en leer entre líneas, en especular sobre las ausencias de sus tiranos. Por estos días se preguntan otra vez, dónde está escondido el general Raúl Castro, jefe del Partido Comunista. ¿Acaso murió el casi nonagenario mandamás del régimen?

Lo cierto es que, para muchos resulta inadmisible, o cuando menos ridículo y evidencia de la anormalidad de la política en Cuba, que el máximo dirigente de la estructura gubernamental no aparezca en varios meses, no dé la cara, sobre todo porque el país se hunde todavía más en la escasez y la represión.

El periodista independiente y activista Boris González Arena, cuestionó en su perfil de Facebook: “¿Alguien ha visto, oído, escuchado hablar, creído escuchar algo del Primer Secretario de la ‘vanguardia organizada de la sociedad y el Estado’? ¿No son ya demasiados meses sin saber de él? Digo, para ser vanguardia de algo”.

La última aparición de Castro, al menos de las publicadas en los medios de propaganda, fue el pasado 7 de julio, cuando en una reunión de la plana mayor del Partido Comunista de Cuba (PCC), según la prensa oficialista se tomó la decisión de suspender el acto por el 26 de julio, y se analizaron medidas para “reanimar la economía” del país, que sufre una de las peores crisis de las últimas décadas.

Esa fue el tercer avistamiento del veterano jerarca del régimen en la prensa estatal -la primera fue a mediados de abril y la segunda a primeros de junio- desde el inicio de la epidemia de coronavirus. Raúl Castro, como un mitológico monstruo milenario, sale poco de su cueva y últimamente sus apariciones son consideradas augurio de cataclismo.

En el post de González Arena, las teorías no se hicieron esperar, azuzadas por la presunción general de que la muerte del hermano escudero de Fidel precipitaría la descomposición de la dictadura.

El periodista independiente Reinaldo Escobar, ironizando en el tono habitual de la narrativa oficial, le respondió: “Compañero, si el primer secretario no ha salido últimamente seguro que es porque debe estar ocupándose de asuntos muy importantes”.

Ante un comentario sobre un presunto agravamiento de la salud de Raúl Castro, de 89 años, Boris González Arena expresó que “si está tan grave como el país que deja, no llegará a mañana”.

El usuario identificado como Jorge Luis Wichy García Fuentes, opinó que a los dirigentes del régimen cubano “les encanta eso de desaparecer por mucho tiempo, dejar correr rumores y de pronto ¡ta taaan!, reaparecer como si nada. Eso les da una aureola de inmortalidad que disfrutan”.

Según José Fornaris, “un señor que en el próximo junio debe cumplir 90 años, no debe estar muy apto, no ya para gobernar, sino incluso para presentarse antes las cámaras”.

“Me parece q el aparato de propaganda del PCC ha decidido q lo mejor es q quede la imagen pública existente d su Primer Secretario [del PCC] que ponerlo en tiempo real”, aventuró.

El activista Isbel Díaz Torres cuestionó: “¿Será que no hay una ‘fuerza superior’?” al frente de Cuba.

Sin embargo, Osmel Ramírez Álvarez colaborador del medio independiente Diario de Cuba, refirió comentarios de pobladores de Mayarí, en la provincia de Holguín, sobre que presuntamente Raúl Castro “se pasó varias semanas” en una isla cercana a ese lugar donde hay un coto de caza.

“Pero ya se fue hace unos días, no sé si para Santiago o para la Habana, que son los otros dos sitios donde tiene residencias”, comentó Ramírez en el post de Boris González Arena.

El influencer Juan Juan Almeida, hijo de uno de los Comandantes de la Revolución de confianza de los Castro, aseguró en su programa Al Medio que fuentes en la cúpula del régimen le dijeron sobre la supuesta suspensión desde el pasado martes 29 de septiembre, “indefinidamente”, de las reuniones del Buró Político del Comité Central del PCC. La razón, afirma el exiliado Almeida, es la “grave enfermedad” que padece el general Raúl Castro.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.