Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Multan a vendedor ambulante por tomar un descanso ‘mis hijas no tienen ni qué comer’

Foto de: captura de pantalla/ CubaNet

Ricardo Jesús Pupo Reyes es un cubano, que aunque tiene limitaciones físicas se dedica a trabajar por cuenta propia, su situación en plena pandemia es muy difícil y ahora, aunque sus hijas no tiene qué comer, deberá pagar mil pesos de multas.

“Me estaban cazando. Sin tener en cuenta mi impedimento físico me multaron”, contó a la prensa independiente.

Al respecto, CubaNet relata que los inspectores le multaron “por tomar un descanso, lo cual violaría las normas de su licencia como vendedor ambulante de alimentos”.

“Llegaron de momento, me pidieron los documentos y me dijeron que me iban a multar por estar haciendo punto fijo. Les enseñé mi licencia, mi carnet de impedido físico y la carta que me dio el Ministerio de Trabajo, que me autoriza a detenerme para descansar por ser una persona discapacitada, pero me dijeron que eso a ellos no les importaba”, explicó.

La situación de este cubano es en extremo complicada, es padre de cinco niños y espera un sexto, por lo que se tragó cualquier muestra de orgullo e imploró a los funcionarios:

“Les imploré, les dije que no iba a poder sacar los mandados (productos de la canasta básica) por pagar esta multa, pero como decimos en buen cubano ‘se limpiaron con la noticia…Mis hijas no tienen ni qué comer; no he podido pagar la licencia del mes de diciembre. ¿Cómo es posible entonces que el Estado diga que protege a las personas vulnerables?”.

Pupo Reyes, llevó testigos, para probar que solo tomó un descanso, pero no sirvió de nada, como tampoco contó su situación social, su discapacidad ni los diez años en que ha laborado como cuentapropista.

Tomado De CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: