Multan a embarazada que violó el toque de queda por necesitar atención médica

  • Categoría de la entrada:Cuba / Habana
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Estaba “descompensada de la tensión arterial”

La embarazada se encontraba descompensada de la tensión arterial. (Collage: Héctor Valdés Cocho-Facebook)

Una multa de 2000 Cup fue impuesta a una embarazada por violar el toque de queda, establecido después de las nueve de la noche, en La Habana.

La mujer se encontraba “descompensada de la tensión arterial y necesitaba acudir de inmediato al cuerpo de guardia del policlínico del Wajay”, en Boyeros, según denunció en sus redes sociales el periodista y activista, Héctor Valdés Cocho, hermano de la víctima.

“Ese centro de salud queda a una distancia de 1 km más menos de mi casa y evidentemente mi familia no tiene transporte para dirigirse a ese lugar. Argumentos que no le bastaron al oficial para decretar el talonario”, comentó.

Héctor Valdés aseguró que iría hasta la estación policial para reclamar el gran absurdo. “Veremos qué solución le van a dar a la multa que se le impuso a mi hermana por el simple hecho de acudir con urgencia a recibir atención médica por su descompensación producto a su gestación”.

“Con el dinero de mi hermana ninguno de ustedes se va a llenar los bolsillos, ni con el de ella, ni con el de ningún cubano con dos dedos de frente”, aseguró el activista.

“Trabajen, produzcan, adquieran el dinero para levantar la depauperada economía de este país, pero no quieran levantarla con el sufrimiento del pueblo, ni mucho menos con arbitrariedades”.

En los comentarios del post en Facebook, varias personas refieren historias similares. La Policía Nacional Revolucionaria (PNR) impone las multas sin importar las razones por la que el toque de queda fue violado.

“La estación de policía donde fue multada mi hermana queda frente al policlínico, ellos nunca fueron a corroborar nada, aún mi hermana mostrándole el papel que la doctora le había dado”, respondió Valdés Cocho a una usuaria.

“Con una embarazada que horror y si se le presenta el parto qué tiene que hacer, hay que saber diferenciar los casos es una falta de respeto”, escribieron.

“Y tantas multas a diestra y siniestra para llenarse los bolsillos viendo que ella necesitaba por su embarazo medirse la presión. Son cosas absurdas de mi país”.

Valdés Cocho espera que la multa no tenga relación con que la víctima sea su hermana . “No quiero imaginarme que esto sea una medida de escarmiento por el lazo sanguíneo que nos une a ambos, todos saben quién soy y quién es mi familia. Conmigo todo, con ellos nada”, aseguró, consciente de que no sería la primera vez que la dictadura arremete contra los allegados de activistas y opositores.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.