Policía cubano en punto de control del entronque de Las Catalinas, en Pinar del Río

Un cubano denunció en redes sociales que había recibido una multa de 2 000 pesos por tener la mascarilla o nasobuco mal puesto, al tenerlo por debajo de su nariz, a pesar de encontrarse dentro de su automóvil.

Según describió en el grupo de Facebook “Noticias de Cuba y del Mundo”, la sanción le fue impuesta cuando conducía su auto con las ventanillas cerradas por el aire acondicionado y viajaba acompañado de un familiar que convive con él.

“Si yo tengo percepción del riesgo, por qué el agente de la policía no es capaz de entender que mi actitud no pone en riesgo a nadie y me impone la multa de forma arbitraria e injusta”, escribió.

“En estos momentos hay que aplicar las leyes con rigor, pero se están pasando y en cualquier momento va a ocurrir una explosión social, ¿hasta cuándo?, dice uno de los comentarios a la publicación.

“Lo que pasa es que tienen un plan de multa diaria a cumplir, tenga o no tenga la razón a quien se la pongan, porque de eso viven ellos, de los impuestos abusivos que le imponen al pueblo. La mayor vergüenza que existe es que esos oficiales descarados son cubanos e igual se prestan para eso”, opina otro usuario.

“Estoy de acuerdo con que deben ser severos para evitar la propagación de la epidemia, pero a veces se pasan de extremo a extremo, van de lo sublime a lo ridículo”, lamenta un tercer internauta.

Las multas en La Habana, cuyo monto puede ascender a 3 000 pesos (en un país donde el salario promedio mensual ronda los 800), están amparadas por el Decreto 14 / 2020, que entró en vigor el 1 de septiembre y otorga potestad al Gobierno de la capital para imponer contravenciones severas bajo el pretexto de reducir la propagación de la pandemia, ya que la provincia, hasta hace poco, presentaba la peor situación epidemiológica del país.

El Gobierno de La Habana impuso entre septiembre y los primeros días de octubre más de 17 mil 767 multas bajo el Decreto 14 del Consejo de Ministros de Cuba, que además duplica la cuantía a pagar si el sancionado no liquida la contravención en un plazo de 10 días hábiles, a riesgo de enfrentar incluso una condena mayor si continúa con la deuda.

No obstante, las autoridades aclararon que solo llevarán ante los tribunales a quienes se negaron a establecer convenios para liquidar las penalidades. Si el Gobierno de La Habana logra que se paguen el ciento por ciento de las multas aplicadas, las arcas estatales embolsarían un monto que superaría los 35 millones de pesos cubanos.

Muchos cubanos han mostrado su descontento por las presuntas arbitrariedades y condiciones en que se han impuesto las multas. La actriz Mariela Brito fue multada con 2 mil pesos por simplemente estar sentada en un banco a plena luz del día, lo que generó en algunos seguidores una ola de rechazo hacia la policía cubana.

El Gobierno de La Habana levantó una serie de restricciones este mes debido a un mejoramiento de las condiciones epidemiológicas en la ciudad, entre ellas, el toque de queda que se había impuesto desde el 1 de septiembre en el horario de 7:00 p.m. a 5:00 a.m. Sin embargo, las autoridades advirtieron que, a pesar de la flexibilización de las medidas, mantendrían las multas y sanciones a quienes incumplieran los protocolos sanitarios ante la pandemia.

En las últimas 24 horas, el Ministerio de Salud Pública de Cuba informó un nuevo fallecido y 36 casos adicionales de coronavirus, de los cuales, 7 correspondieron a La Habana, mientras que Sancti Spíritus reportó 23 infectados. Hasta la fecha, el país acumula 5 845 casos confirmados con la enfermedad, la mayoría de ellos en la capital.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.