Muere el ex presidente de Angola José Eduardo dos Santos, aliado de La Habana durante sus 38 años en el poder

Dos Santos permanecía en Barcelona, España, hospitalizado y conectado a soporte vital desde finales de junio.

El ex presidente de Angola José Eduardo dos Santos. TIAGO PETINGA EFE

El Gobierno de Angola ha confirmado este viernes el fallecimiento del ex presidente José Eduardo Dos Santos, quien permanecía en Barcelona (España) hospitalizado y conectado a soporte vital desde finales de junio, reportó EFE.

El Ejecutivo angoleño ha anunciado la noticia con un mensaje en sus redes sociales, indicando que la muerte de Dos Santos ocurrió a las 11:10AM, hora local, en la clínica donde se encontraba ingresado.

«El Ejecutivo de Angola pone en conocimiento de la opinión pública nacional e internacional, con un sentimiento de gran dolor y consternación, el fallecimiento de su excelencia el ex presidente de la República, ingeniero José Eduardo dos Santos«, señaló el comunicado.

«El Ejecutivo de la República de Angola se inclina, con el mayor respeto y consideración, ante la figura de un estadista de gran dimensión histórica, que rigió durante muchos años con clarividencia y humanismo el destino de la nación angoleña», agregó el mensaje.

El Gobierno angoleño, liderado actualmente por João Lourenço, envió también su pésame a la familia y apeló «a la serenidad de todos» en estos momentos de «dolor y consternación».

Dos Santos gobernó Angola con mano de hierro entre 1979 y 2017 y fue uno de los mandatarios africanos que permaneció durante más tiempo en el poder. Su gobierno estuvo marcado por altos niveles de corrupción y nepotismo.

El exmandatario había sido ingresado en una clínica de Barcelona —ciudad donde residía desde 2019— a finales de junio y se encontraba en coma inducido, conectado a soporte vital, tras haber sufrido un paro respiratorio.

Desde entonces habían surgido fuertes desencuentros en el seno de su familia sobre los pasos a seguir y una de sus hijas llegó a interponer el lunes una denuncia en Barcelona por un posible delito de homicidio en grado de tentativa, omisión del deber del socorro, lesiones por imprudencia grave y revelación de secretos por parte de su entorno.

Parte de la familia sospecha que el expresidente angoleño, de 79 años de edad, pudo ser víctima de una conspiración para intentar matarlo para evitar que pudiera dar su apoyo a la oposición en las elecciones de Angola de agosto próximo.

Dos Santos se alejó del poder en 2017, tras haber renunciado a presentarse a un nuevo mandato presidencial en Angola.

Joâo Lourenço lo sucedió en el cargo tras ganar las elecciones para su mismo partido, el Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA), que lleva gobernando la nación desde su independencia de Portugal en 1975.

El Gobierno de Fidel Castro envió soldados para luchar al lado del MPLA en la guerra interna de Angola. Hacia el conflicto angolano fueron movilizados unos 350.000 soldados cubanos. El Gobierno reconoce solamente 2.000 muertes durante estas gestas, una cifra muy cuestionada por los historiadores, que barajan entre 10.000 y 35.000.

Las tropas cubanas salieron de Angola a finales de los años 80, dejando un país presidido por Dos Santos.

La familia Dos Santos ha acumulado una cuantiosa fortuna y su hija Isabel es considerada la mujer más rica de África y una suerte de «princesa» en el continente y «emperatriz en Portugal».

Durante los 38 años de Gobierno de Dos Santos, durante los que fue ampliamente criticado por los abusos de los derechos humanos cometidos con activistas y opositores políticos, Luanda y el Gobierno de Cuba mantuvieron relaciones diplomáticas al más alto nivel.

TOMAADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%