Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección
Foto de: M. Fernández e n Facebook

“¿A dónde iremos a parar?” se pregunta esta madre cubana quien colocó la evidencia en redes sociales, de lo que encontró su hija en un pedazo de mortadella que se estaba comiendo.

La internauta Marcia Fernández relata lo que le sucedió a su niña: “en la mañana de hoy se compró la mortadella ofertada por la libreta de abastecimiento a 17.00 pesos por persona, casi ya consumida por mi familia, mi hija al comenzar a ingerir el alimento se encontró en su porción un pedacito de mortadella con pelo que no se sabe de qué animal es”.

Muy preocupada Fernández hace reclamaciones a quienes deberían velar por la calidad de dicho producto: “¿Qué hacen los Técnicos de Calidad y los demás responsables que de una forma u otra distribuyen estos alimentos al pueblo sin la calidad requerida? ¿hasta cuándo tenemos que permitir esta falta de respeto y humanidad? ¿Qué hacen los dirigentes de la Empresa Cárnica de Camagüey que no supervisan esta distribución antes de que llegue al pueblo con la mala calidad? ¿Es que ellos también se comen esta mortadella con pelo de animal?”

Desde los cientos de comentarios que generó su publicación, algunos cubanos se mostraron preocupados porque fue a una niña a la que le tocó el mal momento. Otros responsabilizan al sistema:

“Cuando no hay competencia, ni dolientes las cosas siempre terminan relajándose, y no importa cómo queden es la única opción. La propiedad privada ha demostrado ser más eficiente, porque les conviene mantener a sus clientes contentos”, Francisco Gutiérrez.

TOMADO DE CUBITANOW

Share This
A %d blogueros les gusta esto: