Miserias en Cuba: no hay para fumigar y los mosquitos se ceban con los niños de un círculo infantil

Una madre cubana pide antibióticos para su hijo enfermo: ‘ni termómetros hay en el cuerpo de guardia’.

Piernas con picaduras de mosquito del pequeño. EDGAR PÉREZ/FACEBOOK

Las penurias que padecen los cubanos son inagotables y la escasez de cualquier producto pone en jaque la vida cotidiana. Mientras un padre denuncia que un enjambre de mosquitos en un círculo infantil se ceba en los cuerpos de los pequeños sin una solución por parte de las autoridades, una madre busca desesperadamente un antibiótico para su hijo y de paso resume la situación en los hospitales: «No hay ni termómetros en el cuerpo de guardia».

El ciudadano cubano Edgar Pérez denunció en su perfil de Facebook esta misma semana que «el círculo infantil Niños de Lídice (con un basurero desbordado en la esquina) en Mariano Calle 122 e/ 71 y 69″ está tomado por mosquitos que acribillan los cuerpos de los niños.

«Cuenta con buenas seños, directora y trabajadores en general muy amables y educadas, pero también cuenta, al parecer desde hace tiempo, con un enjambre de mosquitos, y literalmente estoy hablando de olas de mosquitos«, escribió.

«Mi pequeño empezó en mayo su adaptación y desde ese momento fui testigo del problema. El aula no contaba ni siquiera con un ventilador por falta de electricidad, problema que solucioné hablando con la directora y colocando en alto desde afuera del aula un cable para que llegara al menos para conectar un ventilador. Pero eso no solucionó el ‘ataque vampiro’ a los pequeños«, señaló en una publicación que acompañó de imágenes del pequeño lleno de las ronchas provocadas por las picaduras.

«Al niño hay que llevarlo cubierto con pantalón largo y mangas largas a pesar del calor, aún así, explicó una de las seños, cuando lo ponen a hacer pipí o caca los mosquitos atacan», lamentó. 

«Ya hemos ido al policlínico a pedir una fumigación: no hay para fumigar (según nos explicaron, por el recrudecimiento del bloqueo, etc.).  Y mientras, los mosquitos siguen dándose gusto con los pequeños. En reuniones de padre se ha hablado ya varias veces el tema. Tratando de encontrar soluciones. Una seño planteó resolver repelente para los niños. ¿Dónde hay repelente? Pero además la solución no debe ser bañar diariamente al niño con un producto químico, ese remedio puede ser peor. Ya el niño tuvo dengue hace poco. Gracias a Dios, no hubo complicación, pero me duele dejarlo a diario de plato fuerte», dijo.

«He pensado en cambiarlo de círculo. Será la última opción, pero ¿existirá el mismo problema en el otro círculo?», concluyó.

Por su parte, Midaisy Marrero Gil, residente en el municipio Aguada de Pasajeros, Cienfuegos, pidió el jueves ayuda en las redes sociales para conseguir un antibiótico para su hijo enfermo.

Su pequeño niño tiene otitis media (infección en el oído), pero en la farmacia no hay el medicamento que le prescribieron.

«Necesito Cefalexina y yo lo cambio por Azitromicina, al que lo necesite», dijo.

Marrero dijo que su hijo tenía fiebre alta y que al llevarlo al cuerpo de guardia no había ni siquiera un termómetro.

«No tenemos termómetros. Tenemos que estar pidiendo a la impotencia médica esta que resuelva los problemas de alguna vez, que me parece que eso no va a pasar nunca», lamentó.

«Aquí la situación de mal en peor y nadie resuelve absolutamente nada. Esto tiene que parar. Compartan mi directa a ver si llega a alguien que me pueda hacer el cambio. Aparte de no tener comida, de los apagones, de los jejenes dándonos tremendo jan, de toda la situación que tenemos, nuestros niños se enferman demasiado y aquí no tenemos de nada», cuestionó.

https://www.facebook.com/midaisy.marrero.1

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%