En medio de la compleja situación epidemiológica en el país por la pandemia del coronavirus, cubanos denuncian en redes sociales propagación en diferentes provincias del caracol gigante africano

En medio de la compleja situación epidemiológica en el país por la pandemia del coronavirus, cubanos denuncian en redes sociales propagación en diferentes provincias del caracol gigante africano (CGA), considerado entre las 100 especies exóticas invasoras más perjudiciales del planeta.

El usuario identificado en Twitter como YoGuajirocubano publicó este sábado 17 de octubre en su cuenta:

“Estas fotos me las hizo llegar un amigo de Cabaiguán, Sancti Spíritus, quien las publicó luego en su perfil de Facebook. Miren cuántos caracoles africanos, docenas y docenas de ellos por doquier, y observen que, alrededor hay casas (personas, niños, etc)”.

“Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) ¿qué hacemos?”, cuestionó.

Su publicación desató disímiles reacciones. La usuaria Helly Raven comentó: “MINSAP es tan deficiente, que si se preocupa por un problema, no puede buscar soluciones al otro. Por eso estamos como estamos”.

“Bajaron la guardia, no es nuevo, a quién le vamos a reclamar si no hay garantías de nada…”, respondió YoGiajirocubano.

A inicios de este mes, la usuaria de Facebook Mercy Viera, quien según su perfil es oftalmóloga y trabaja en el Hospital “10 de Octubre”, La Habana, publicó en esta red social, alarmada, imágenes de varios ejemplares de caracol gigante africano, una especie invasora que desde hace un tiempo encontró morada en Cuba.

La doctora graduada en el Hospital Clínico-Quirúrgico Hermanos Ameijeiras, empezó su post con la palabra “horror” y signos de exclamación. Luego se refirió a lo que califica como “Invasión de CARACOL AFRICANO en los alrededores del ZOOLÓGICO de 26”.

Llamó la atención a la ciudadanía y pidió a los que tengan niños y se atrevan a llevarlos ahí que lo hagan con cuidado.

El aumento del nocivo caracol gigante africano, también hizo saltar las alarmas en Mayabeque, provincia vecina de La Habana, al punto de movilizar a las autoridades del régimen.

Según el periódico del Partido Comunista en ese territorio, “teniendo en cuenta la rápida dispersión y reproducción del Caracol Gigante Africano en el territorio nacional y específicamente en varios municipios de nuestra provincia, así como lo dañino que puede ser para la salud humana y para la agricultura esta especie invasora, el Consejo de Defensa Provincial (CDP) ha tomado diferentes acuerdos que deberán implementarse para contrarrestar el molusco en la comunidad”.

Según la información de la Defensa Civil, citada por el medio de prensa oficialista, “dentro de la estrategia de enfrentamiento, el CDP orienta llevar a cabo en cada territorio la capacitación de los principales cuadros [dirigentes] designados para enfrentar la propagación del Caracol Gigante Africano, instruir a la población, mediante audiencias sanitarias, por el personal capacitado en las comunidades donde se han identificado, aumentar la vigilancia en cada territorio para realizar la recogida de los mismos lo más pronto posible, antes de su reproducción, y ante la aparición de nuevos focos, informar de inmediato al Grupo de Defensa Civil del CDP”.

En Las Tunas, el diario estatal Periódico 26, reportó sobre un nuevo rebrote del caracol gigante africano (CGA). Según la información emitida, se han capturado en este territorio más de 18 mil 715 ejemplares desde mayo del 2019 y hasta el cierre de agosto del presente año.

En el reparto Velázquez de la ciudad cabecera es donde se han descubierto la mayoría de los ejemplares del peligroso molusco.

“Las cifras asustan. (…) en el territorio se colectaron 18 mil 715 ejemplares, según Reinier García Valverde, director de la Estación Territorial de Protección de Plantas en el municipio cabecera. Pero la lógica señala que son más. Muchos pobladores los matan y no lo informan. Otros los dejan pasar por diferentes motivos. Y la razón que más influye es lo que vio esta reportera el sábado 26 de septiembre: en aproximadamente 30 minutos, se capturaron más de 300”, precisó la periodista oficialista Yenima Díaz Velázquez.

El caracol gigante africano es un agente contaminante de las larvas de Angiostrongylus cantonensis, parásito pulmonar de las ratas; que también causa en los humanos la meningoencefalitis eosinofílica; y también puede perjudicar a la naturaleza.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.