El ministro de la Industria Alimentaria de Cuba, Manuel Santiago Sobrino, volvió a insistir en la necesidad de aprovechar lo que se pesque todo cuanto se pueda, lo que supone más picadillo y croqueta para el pueblo

El ministro de la Industria Alimentaria de Cuba, Manuel Santiago Sobrino, visitó recientemente varias obras del sector en la central provincia de Villa Clara, enfocadas en responder a los objetivos de incrementar la producción de alimentos destinados a la exportación y el consumo nacional.

Bautizado en redes sociales como ministro “del hambre”, por la perenne escasez de alimentos en la isla y esas fatídicas declaraciones del funcionario en una Mesa Redonda, en la que habló del aprovechamiento de kilómetros de tripa y la producción de croquetas como logros de su cartera, Sobrino comprobó los avances en obras priorizadas que han recibido inversiones como las empresas de Productos Lácteos de Placetas y Santa Clara, el matadero de Sagua la Grande, y la Empresa Pesquera Industrial (Epicai) y la Confitera, en Caibarién.

En la empresa pesquera, una vez más, el ministro se refirió a la importancia de aprovechar todo lo que se pueda para alimentar al pueblo, lo cual significa dar al mismo picadillo y croquetas. Los camarones, langostas y filetes de pescado son para exportar o para vender en moneda dura.

Sobrino refirió en la visita chequeadora de la producción de picadillo y croquetas que estos productos, sobre todo el último, tienen gran demanda en la población. Sin embargo, al igual que hizo en la Mesa Redonda, no analizó que estos productos son demandados y se compran no sólo por su precio accesible para muchos, sino también porque no hay muchas más opciones entre las que escoger.

En declaraciones al oficialista Vanguardia, medio que reseñó la visita, manifestó que en Villa Clara “se concretan prácticamente todas las medidas aprobadas por ese Ministerio para incrementar la producción de alimentos”.

“Se observa un ambiente de trabajo positivo, y existe la voluntad de recuperar los atrasos y cerrar diciembre con la mayor cantidad de objetos de obra concluidos. Ello permitirá finalizar el año con una situación más favorable, y empezar el 2021 en mejores condiciones”, cualquier cosa que ello signifique, aunque por lo pronto ya los cubanos saben que al menos con croquetas y picadillo, sin olvidar la tripa y la limonada utópica, podrá ser.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.