“Aprovecho para reiterar que tenemos planes de producción que aunque se cumplan, están muy lejos de significar la satisfacción de la demanda”, refirió el Ministro de la Industria Alimentaria, Manuel Sobrino, durante un recorrido por Matanzas

El Ministro de la Industria Alimentaria (Minal) en Cuba, Manuel Santiago Sobrino Martínez, realizó un recorrido por entidades de la provincia de Matanzas, para destacar “la necesidad del encadenamiento productivo y el empleo de la tecnología para el uso eficiente de los recursos”, según un reporte trasmitido por la televisión estatal.

Con la habitual jerga oficialista, en la prensa del régimen se describió el itinerario por esta provincia del conocido como el “Ministro del hambre” y “Ministro de las tripas”. “Incorporar más producciones que respondan a la demanda de la población es objetivo primario de la estrategia económica del estado cubano”, afirmó la periodista, mientras no se presenta ningún proyecto coherente que beneficie al pueblo cubano y contrarreste la escasez y desabastecimiento que predominan en la Isla.

En tanto, Sobrino Martínez refirió: “Aprovecho para reiterar que tenemos planes de producción que aunque se cumplan están muy lejos de significar la satisfacción de la demanda, pero sí es importante resaltar que hay un grupo de producciones en las que se avanza”. Sin detallar exactamente a qué progresos hacia alusión.

El Ministro “tripero”, visitó varias entidades de la pesca, donde “se constató el avance del programa de la avicultura en el que se insertan productores privados”. En el reporte televisivo aparece Sobrino Martínez alimentando clarias, pez gato que la prensa estatal vende habitualmente como la salvación para atenuar la crisis alimentaria del país.

Entre los aspectos abordados durante la visita del Ministro se analizó el “aseguramiento al turismo y los compromisos del Minal con la industria del ocio”. Para el régimen es vital la alimentación de esos visitantes que dejaran dinero a las arcas del Estado.

En los comentarios del canal de YouTube de la televisión cubana donde fue publicado el reporte sobre esta visita, Félix Miguez, señaló: “Ese bonito lenguaje lo oigo hace 60 años, mira la palabra ‘encadenamiento productivo’, por mi madre, lo juro, nunca había oído esas sandeces, algo nuevo en el ilustre Ministro del hambre. Cuándo llegará el día que digan: es verdad, el sector privado es más rentable.

Cuando uno escucha a un dirigente castrista hablar de los logros de su gestión, y de las medidas del gobierno de Miguel Díaz-Canel para resolver la grave escasez de alimentos, no sabe si reír de la estupidez exhibida por los funcionarios, o llorar por la suerte de los cubanos bajo esa banda de gordos mediocres.

A inicios de septiembre, Sobrino Martínez, en la Mesa Redonda, principal programa televisivo donde la dictadura se burla del pueblo y destila su propaganda, subrayó entre los “logros” y proyecciones de la entidad que con tan poca fortuna comanda, que “se ha logrado recuperar dos millones de metros de tripas de la res y del cerdo”, lo que equivale a 2000 mil kilómetros de intestinos para alimentar al pueblo.

Por ahora, “de esa tripa hoy aprovechamos el 18%”, pero mucho mondongo que tendrá el pueblo a la mano, según el rollizo ministro, porque “estamos incorporando varias máquinas, equipamiento construido ya en nuestra propia industria, más eficientes, para poder llegar a más cantidad de metros” de vísceras.

Sus declaraciones desataron fuertes críticas de cubanos residentes en el país, a quienes ofrecen tripas mientras la carne de esos animales –que seguramente sería mejor recibida por los ciudadanos– viaja otros destinos, como el turismo y las mesas del Partido Comunista, o se pudre en almacenes por la ineficiencia del sistema, como se ha visto.  

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.