Ministerio de Cultura de Cuba inicia campaña utilizando artistas de la isla contra las protestas del 11 de julio

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Tras el estallido de la histórica ola de protestas populares en Cuba desde el pasado domingo 11 de julio, el Ministerio de Cultura de Cuba (MINCULT) ha desplegado una campaña propagandística de difamación y deslegitimación de los disturbios, utilizando a artistas e intelectuales cubanos para encabezar sus carteles.

La ofensiva ha sido nombrada “La razón de mi voz”, destinada a remediar la vil imagen que dejó el Gobierno cubano cuando decidió (son ningún reparo) reprimir violentamente a los manifestantes civiles.

La entidad ministerial cubana ha producido una serie de pequeños clips para promover la idea de que “la Cultura es la Patria”, apoyándose en la palabra e imagen de reconocidas personalidades del mundo del arte en la isla.

Lo mismo escritores que músicos, actores, artistas plásticos y funcionarios del MINCULT, se exhibieron en los breves audiovisuales (de 2 o 3 minutos de duración), defendiendo férreamente el discurso oficial de criminalización y denigración de los protestantes del 11J.

Esta acción no es más que una respuesta a la iniciativa de numerosos artistas cubanos (radicados dentro y fuera de la isla) e internacionales de pronunciarse a favor de la causa libertadora pacífica del pueblo cubano y condenar la brutal represión desatada por el Gobierno.

El oficialismo, como ya es habitual, ha replicado a la oposición con su misma moneda, decisión que solo lo hace quedar como poco original y con iniciativas pobremente ejecutadas.

Los afamados músicos (algunos más que otros) Guido López Gavilán, Waldo Mendoza, Arnaldo Rodríguez, Ángel Bonne, José Loyola, Maykel Flores y Will Campa, se mostraron en estos vídeos del canal de YouTube del MINCULT.

Virgilio López Lemus, Víctor Casaus, Nancy Morejón, Alex Pausides, Pedro Pablo Rodríguez y Francisco López Sacha también se prestaron para esta idea, además de los artistas plásticos Maisel López, Michel Mirabal, Nelson Domínguez, José Villa Soberón, Eduardo Roca (Choco) y Flora Fong, y los actores Alden Knight, Alberto Yoel García y Jorge Enrique Caballero.

El escultor del emblemático John Lennon del parque homónimo en El Vedado habanero y del Caballero de París en la Habana Vieja, José Villa Soberón (Premio Nacional de Artes Plástica), contó en su intervención que “hay que tener confianza en nosotros como nación” para vencer estos tan difíciles momentos, porque “lo único que nos puede salvar a nosotros como pueblo es el concepto de Patria”, pero que las nuevas generaciones “no se pueden dejar confundir”.

El director del Centro “Pablo de la Torriente Brau”, Víctor Casaus Sánchez, intentó justificar (con poca suerte) el feroz llamado del gobernante Miguel Díaz-Canel a enfrentamientos civiles y a la burda represión del pueblo cubano por las fuerzas policiales.

El ganador del Premio Nacional de Literatura, Reynaldo González Zamora, justificó que “a veces la indisciplina también se convierte en adversaria”, incluso reconociendo que coexiste con  problemas internos. Insistió en que esta constituye una nueva prueba, “de la que vamos a salir victoriosos”.

El cantante Arnaldo Rodríguez, por su parte, dijo que los protagonistas de las acciones son “antisociales con intensiones malsanas”, e hizo un llamado a la unidad, a la disciplina, a la calma para encontrar soluciones a “las molestias”, en referencia las tantas carencias, preocupaciones y agotamiento que sufren los cubanos.

Ante todo, proyectó su apoyo a la Revolución, pues para él es “algo que tenemos que proteger” para el bienestar colectivo.

Asimismo, la pintora Flora Fong refirió que todos quieren lo mejor para Cuba, desde la postura política que sea, por lo que “es momento de serenidad y de salir al paso a toda persona que nos quiera hacer daño”.

El ganador de un Premio Nacional de Artes Plásticas, Nelson Domínguez, recomendó al cubano de a pie, “quien hace al final la Revolución” que hay que seguir hacia adelante, mientras que Virgilio López Lemus, poeta, escritor y ensayista, dijo que, por derecho, está del lado que considera justo, por lo que repudia todas las situaciones que “entran al país por la vía de la contrarrevolución externa”.

El literato resaltó en su argumentación que el pueblo cubano conoce muy bien “qué es el anexionismo y cuáles son los resortes esenciales para engatusar a grupos sociales que no hacen un razonamiento”.

También el músico Guido López Gavilán aprovechó la plataforma para exigir el gin del embargo económico  el cual es “injusto, inhumano y criminal”, especialmente en estos tiempos de crisis sanitaria a nivel mundial. Llamó a que los jóvenes depositen su confianza en los líderes políticos del país para que puedan trabajar en pos “de un futuro mejor para todo el pueblo cubano”.

“Esto es un mensaje para los jóvenes los cuales son el futuro, son los encargados de hacer realidad de hacer los sueños de tantos años. Ellos tienen en sus manos las banderas”, finalizó su intervención López Gavilán, alertando que las nuevas generaciones “se abren a mundo soñados, pero no reales”.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.