Militares del Ejército de Portugal, envueltos en una red internacional de tráfico de drogas, oro y diamantes

Anuncios

Alrededor de cien órdenes de búsqueda y captura fueron emitidas contra militares y agentes de las fuerzas públicas. Al menos diez personas han sido detenidas.

Imagen ilustrativaShutterstock

La Policía Judicial de Portugal (PJ) ha emprendido este lunes un operativo especial que ha destapado la implicación de militares del país europeo en redes internacionales de tráfico de drogas, diamantes, oro y blanqueo de capital, infirmó el diario Público. 

Alrededor de cien órdenes de búsqueda y captura fueron emitidas contra militares y agentes de las fuerzas públicas y al menos diez personas han sido detenidas como parte de la investigación en curso.

Entre los sospechosos se incluyen militares retirados y en activo, agentes de la Guardia Nacional Republicana (GNR) y miembros de la Policía de Seguridad Pública que participaron en misiones portuguesas, dependientes de la ONU, en la República Centroafricana (RCA). Supuestamente habrían utilizado su participación en estas misiones para entablar una red de tráfico internacional, dedicada al contrabando de droga, oro y diamantes, falsificación, acceso ilegítimo y fraude informático.

Se cree que los productos eran trasportados desde la República Centroafricana hacia Europa a bordo de aviones militares cuya carga no era inspeccionada, y se sabe que particularmente los diamantes se trasportaron por tierra a las ciudades belgas de Amberes y Bruselas. Para blanquear el dinero los sospechosos habrían invertido en criptomonedas, cuyo manejo en Internet está fuera de la regulación financiera del gobierno, y para ocultarlo se sirvieron de testaferros que brindaron sus cuentas a cambio de hasta un 50 % de las ganancias.

La investigación comenzó luego de que en diciembre de 2019, el comandante de la VI Fuerza Nacional Destacada (FND) en la República Centroafricana fuera informado de la posible participación de militares portugueses en la trata de diamantes. Este denunció el caso al Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas lusas (EMGFA), quien a su vez lo denunció a la Policía Judicial Militar (PJM) para su investigación.

Al respecto del daño que pudiera implicar esta situación en el prestigio de las Fuerzas Armadas de Portugal, el subsecretario de Estado y Defensa Nacional, Jorge Seguro Sanches, declaró: «Estamos viendo con toda tranquilidad a las instituciones funcionando, aclarando lo que tienen que aclarar y actuando, de ser necesario, ante esta situación».

TOMADO DE ACTUALIDAD.RT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.