Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección
Foto de: M. Díaz en Facebook

Cubanos emigrados se unen en una oración por una joven madre que se encuentra ahora pasando una dura prueba.

Madelis Díaz, cuyo sueño de poder tener a su hija con ella ya estaba más cerca, ha debido enfrentar una nueva batalla con el deterioro de su salud.

En estos momentos, y según los miles de mensajes de apoyo que ha recibido, esta valiente mujer lucha por su vida desde un hospital de Miami, donde fue reportada en estado crítico.

Desde las redes sociales cuentan todo su sacrificio para volver a tener a su hija consigo “Ella estaba tan feliz con el cierre del caso de su hijita, esperando entrevista, que nos cuesta todavía asimilar su estado!” dice una de sus familiares que además habla de la desesperación de su niña y su mamá.

 Aun así prevalece la esperanza, y desde los más distantes sitios le envían a esta cubana un poco de apoyo y fe por su recuperación.

Dentro de los mensajes de apoyo llega uno realmente conmovedor, pues expone con palabras muchos de los sentimientos que han sufrido quienes les ha tocado dejar atrás a su familia.

Cándido Hernández dice:

Cuando las personas sufrimos por no tener a los seres queridos y las esperanzas hay que alimentar a diario, el cuerpo comienza a sufrir cambios y sin darnos cuenta empezamos a sufrir ansiedad, problemas de presión, desmotivación, nuestro carácter cambia al punto que nos volvemos agresivos contra todos los que entendemos nos están afectando en nuestra necesaria reunificación.

Desgraciadamente estamos propensos a infartos, hipertensión, problemas en el trabajo por nuestro carácter, con amigos y familiares y hasta con nuestras relaciones de pareja.

Perdemos la concentración en todo, incluso en el manejo de nuestros carros al punto de tener un accidente.

Es muy difícil tener que esperar muchos años para poder abrazar a nuestros seres queridos.

Todos estamos muy afectados.Debemos orar porque se recupere pronto nuestra hermana de causa y para que pueda disfrutar a su bella hijita. Dios ponga sus manos poderosas para que se haga realidad este encuentro tan ansiado de Madre e hijas. Un abrazo a todos. Dios los bendiga y proteja.

TOMADO DE CUBITANOW

Share This
A %d blogueros les gusta esto: