Miles de iraníes desafían al régimen a 40 días de la muerte de Masha Amini

Un nuevo estallido se produce después que el Gobierno anunciara cargos contra 1.013 manifestantes presos.

La marcha de miles de personas hasta la tumba de Masha Amini, el miércoles. FARID VAHID / TWITTER

Las manifestaciones populares contra el régimen de Teherán se reactivaron el miércoles luego de que miles de personas se reunieran junto a la tumba de Masha Amini, en el cementerio de Aichi, en la ciudad iraní de Saqqez, para protestar contra el Gobierno 40 días después de que la joven muriera mientras se encontraba bajo custodia policial tras ser detenida por incumplir el código de vestimenta islámico.

Los manifestantes honraron la memoria de la joven, que se ha convertido en un símbolo de las protestas contra la represión de las autoridades iraníes, y corearon consignas como «Alí (Jamenei) es derrocado», «muerte al dictador» y «todos somos Masha», entre otros, reportó Reuters.

En respuesta, las fuerzas de seguridad bloquearon varias carreteras que llevan al cementerio, si bien los presentes llegaron a pie hasta la zona en la que se encuentra la tumba, donde tuvo lugar también una ceremonia religiosa.

Según un testigo citado por Reuters, los antidisturbios iraníes dispararon contra la multitud reunida ante la sepultura de la joven, y aseguró que hay decenas de detenidos.

La ONG de derechos humanos kurda en el exilio Hengaw informó luego que las fuerzas de seguridad iraníes abrieron fuego y lanzaron gas lacrimógeno en la plaza Zindan de esa misma urbe.

La agencia de noticias semioficial iraní ISNA confirmó lo que ha definido como enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los asistentes al homenaje.

«Un número limitado de los presentes en el memorial de Mahsa Amini se enfrentó con las fuerzas policiales en las afueras de Saqqez y fueron dispersados. Tras los enfrentamientos, se cortó Internet en la ciudad por motivos de seguridad», aseguró la agencia, que estimó la cifra de asistentes a la ceremonia en unos 10.000.

Más tarde, el Centro para la Cooperación de los Partidos del Kurdistán en Irán instó en un comunicado a reunirse con vestimentas típicas kurdas «junto a las tumbas de los mártires» a lo largo de la tarde, además de «llenar plazas y calles» en señal de protesta.

Grupos de activistas convocaron a protestas en varios puntos del país, entre ellos la calle Shariati de Teherán, y sus principales plazas, para conmemorar los 40 días desde que Amini falleció, un periodo de tiempo relevante según la tradición iraní.

La agencia oficial IRNA confirmó que a lo largo de la mañana de la propia jornada se registraron protestas en Teherán, donde los trabajadores de una de las principales refinerías organizaron una huelga que finalizó poco después.

El nuevo estallido se produce después que se conociera que al menos 1.013 personas han sido acusadas por la Justicia iraní por su participación en las protestas desatadas en Irán desde septiembre.

Las acusaciones están siendo anunciadas por las autoridades judiciales de cada una de las 31 provincias del país y hasta ahora solo cinco regiones han realizado anuncios al respecto, principalmente por los delitos de «intención de actuar contra la seguridad del país” y «propaganda contra el sistema», reportó EFE.

El presidente del Tribunal Supremo de la provincia suroccidental de Juzestán, Ali Dehqaní, anunció el miércoles que han acusado a 213 personas por su participación en las protestas, pero no ofreció detalles de los cargos.

Por su parte, las autoridades judiciales de la provincia de Zanyan, en el noroeste del país, detallaron también hoy que 119 personas hacen frente a cargos por las movilizaciones, de nuevo sin dar detalles, de acuerdo con ISNA.

Esas acusaciones se suman a las 315 de Teherán, 201 de la provincia de Alborz, 55 de la provincia de Qazvin y 100 del Kurdistán, anunciados en días pasados.

En el caso de Teherán, cuatro de los acusados se enfrentan a cargos por «enemistad con Dios», por el uso de «armas para aterrorizar a la sociedad, herir a miembros de las fuerzas de seguridad, provocar incendios y destruir propiedades públicas y privadas», lo que podría conllevar la pena de muerte.

El martes colectivos de artistas llamaron a protestar para conmemorar la muerte de la joven kurda, especialmente «en los barrios de las universidades y los bazares», según un comunicado del colectivo de Jóvenes de los Barrios de Teherán.

Estudiantes de varias universidades respondieron a este llamamiento y protagonizaron nuevas protestas y actos, como la sentada de decenas de alumnos celebrada en el vestíbulo de la Universidad Tecnológica Khajeh Nasir Toosi, de Teherán, en recuerdo de Amini.

Además de las manifestaciones de la capital, localidades como Qom, Kerman, Mashad, Isfahan y Tabriz vivieron nuevas protestas, que convirtieron al miércoles en la jornada con más movilizaciones de las últimas semanas.

Las manifestaciones están protagonizadas sobre todo por jóvenes y mujeres al grito de «¡Mujer, vida, libertad!», lanzan consignas contra el Gobierno y queman velos, uno de los símbolos de la República Islámica y algo impensable no hace mucho.

Las universidades se han convertido en uno de los principales puntos de unas protestas que han causado al menos 108 muertos, según la ONG Irán Human Rights, con base en Oslo.

TOMADODE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%