Migrantes que no pasaron la “prueba de miedo creíble” serían los primeros deportados a Cuba

En esa situación hay una docena de cubanos y las autoridades esperan tener un grupo más grande para llenar el avión

Este tipo de deportaciones en operaciones aéreas fueron suspendidas durante la etapa del coronavirus, cuando el régimen cubano alegó preocupaciones sanitarias. (Foto: Captura de pantalla)

Una docena de cubanos permanece bajo custodia de las autoridades migratorias en Estados Unidos luego de ingresar a territorio estadounidense desde México y no pasar la prueba inicial de asilo en la frontera, la conocida como “prueba de miedo creíble”.

De acuerdo con reportes de prensa, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EEUU (ICE, por sus siglas en inglés) estaría esperando para detener a más cubanos en esa condición y llenar el primer avión con destino a La Habana.

“La agencia estadounidense está esperando hasta tener suficientes deportados cubanos para llenar un avión antes de enviar uno a La Habana”, explicaron los funcionarios gubernamentales de manera anónima a la agencia Reuters.

En las recientes conversaciones migratorias entre el régimen castrista y funcionarios de la administración demócrata de Joe Biden, Cuba aceptó recibir vuelos con ciudadanos repatriados desde EEUU.

Este tipo de deportaciones en operaciones aéreas ya había sido acordado en 2017, justo antes de que el presidente Barack Obama dejara su cargo a Donald Trump.

A la espera se mantendrían no solo los doce migrantes ya mencionados, sino también más de 40 mil cubanos que tienen orden de deportación o se encuentran en el proceso.

Con el inicio de la pandemia de coronavirus, las autoridades cubanas se escudaron en la emergencia sanitaria para dejar de recibir repatriados. Sin embargo, en contubernio con el gobierno de Daniel Ortega, Nicaragua abrió una nueva vía para la migración masiva de cubanos.

En noviembre de 2021, el dictador nicaragüense otorgaba libre visado para los cubanos. Comenzaba así el gran negocio de ambos regímenes totalitarios, los pasajes de avión con o sin escala en otro país, alcanzarían los 4500 dólares.

En el año fiscal 2022, las estadísticas oficiales del gobierno de EEUU contabilizaron más de 224 mil cubanos que entraron por su frontera sur, luego de tomar un vuelo legal a Managua desde Cuba. Desde la capital de Nicaragua se unían a la travesía migrante por toda Centroamérica y México hasta llegar a la frontera de EEUU, donde piden asilo político.

Para financiar el trayecto se estima que cada migrante tiene que pagar entre 10.000 y 12.000 dólares, que incluye el costo del pasaje aéreo hasta Managua y las tarifas de los coyotes que se dedican a traficar personas desde Centroamérica a EEUU.

El régimen castrista se queda con buena parte del dinero que pagan los cubanos por los pasajes aéreos a Nicaragua, que han multiplicado por 10 su precio con relación a la fecha anterior que se otorgara el libre visado. Aerolíneas como Conviasa, empresa propiedad del Estado venezolano, también están involucradas en el negocio.

Si se concretan los vuelos de repatriación sería una pésima noticia para los cubanos, que en muchos casos lo vendieron todo en Cuba para emigrar sin opción de retorno.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%