Mientras el régimen viola los derechos de los cubanos, el profesor Carlos Lazo le organiza una vigilia

Con cientos de cubanos presos por manifestarse y activistas bajo acoso policial, el régimen hace alardes de ‘avances en derechos humanos’.

Represión de las protestas del 11J en La Habana. YAMIL LAGE AFP

En la misma fecha que cientos de familias cubanas recibían el Día Internacional de los Derechos Humanos con sus hijos, parejas o progenitores presos por expresar su descontento en las manifestaciones que estallaron en más de 50 ciudades cubanas el 11 de julio, el proyecto Puentes de Amor, del profesor emigrado Carlos Lazo, convocó a una vigila mundial por la paz y por el fin del «bloqueo» de Estados Unidos a Cuba para el 23 de diciembre, según reporta la agencia estatal Prensa Latina.

El evento tendrá lugar en establecimientos comunitarios, iglesias y otros centros. El profesor, simpatizante de régimen cubano, explicó que en Miami se congregarán a partir de las 19:00 hora local en el Aeropuerto Internacional de esa ciudad, específicamente en la plaza de Libertad de Expresión.

Irónicamente, para impedirles el ejercicio del derecho a la libertad de expresión, la policía política cubana arrestó, sitió en sus viviendas o cortó el acceso a las telecomunicaciones a varios activistas y periodistas cubanos desde la víspera del 10 de diciembre.

Por ejercer la libertad de expresión en las protestas que tuvieron lugar en más de 50 ciudades de la Isla entre el 11 y el 13 de julio, fueron arrestadas 1.303 personas.

52 personas estuvieron en desaparición forzada en los días posteriores a las detenciones, 35 enfermaron de Covid-19 en prisión y diez fueron llevadas tras las rejas a pesar de padecer problemas psiquiátricos.

Los últimos datos revelaron que en excarcelación se encuentran 553 personas, pero aún  permanecen detenidos 701 manifestantes.

De las 67 personas que el Gobierno reconoció en agosto como las únicas detenidas, y que fueron condenadas en juicios sumarios, el grupo #Justicia11J ha podido identificar solo a 42. Al menos otras cuatro personas han sido sometidas a estos procesos desde entonces.

El grupo Justicia 11J y Cubalex han podido documentar la detención de 45 menores de entre 14 y 18 años durante las protestas. 31 han sido excarcelados y continuaban en detención 14. Un total de 21 están siendo acusados del delito de sedición. Tres adolescentes de 17 años fueron juzgadas en juicios sumarios. Una resultó absuelta y dos fueron condenadas a un año de privación de libertad, medida que, tras apelación, fue modificada por trabajo correccional.

Según lo que recoge la nota de Prensa Latina, el profesor Lazo no expresó preocupación por la situación de ninguna de estas personas ni tiene intenciones de pronunciarse sobre ellas en su vigilia.

En el texto, Prensa Latina lamenta que casi 11 meses después de asumir la presidencia de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden continúe la misma línea de su predecesor republicano, Donald Trump, respecto a Cuba.

Obvia la nota que altos funcionarios de Estados Unidos han afirmado que el presidente norteamericano decidió poner freno a la revisión de la política hacia Cuba tras las protestas del 11J, brutalmente reprimidas por el Gobierno cubano.

El régimen hace alardes de avances en derechos humanos

Entre tanto, voceros del régimen afirmaron en el espacio televisivo Mesa Redonda que «el avance constante en el campo de los derechos humanos es hoy la divisa del Estado cubano», publica Prensa Latina.

Según la agencia estatal, Bárbara Betancourt, directora de política informativa de la Televisión Cubana, sostuvo que la Isla «puede defender su realidad sin complejos» y mostrar sus logros en democracia, sociedad civil y otros temas.

Betancourt soslayó el asedio constante del régimen a organizaciones de la sociedad civil que señalan problemas no resueltos en la sociedad cubana como el racismo, la homofobia y la violencia contra la mujer.

El periodista español José Manzaneda insistió que al comparar la situación de los derechos humanos en Cuba con la de la mayoría de naciones de América Latina, queda clara la gravedad de las violaciones flagrantes en estas últimas.

Puso de ejemplo que la actual Constitución fue analizada por millones de ciudadanos de los más amplios sectores, previo a su aprobación en referendo.

El español no tuvo en cuenta en sus declaraciones que la prensa oficial bombardeó a los cubanos con argumentos a favor del Sí, y no hubo espacio para opiniones contrarias a la aprobación de la Constitución. Las voces que promovían el No o la abstención fueron silenciadas mediante la represión y el día del referendo muchos disidentes cubanos fueron impedidos de ejercer su derecho al voto.

Según Manzaneda, la Isla es el único país de la región que destina no menos del tres por ciento de su producto interno bruto a la cooperación sur-sur en temas como educación y salud, que forman parte de los derechos humanos básicos, que Cuba no solo cumple, sino que coopera con otras naciones en esa dirección.

El estado precario de las instalaciones de salud destinadas a la atención del pueblo, que quedó evidenciado durante el peor momento de la pandemia de Covid-19, que contrasta con la calidad y los recursos de las instalaciones destinadas a la atención de extranjeros, desmiente sus afirmaciones.

De acuerdo a un informe de inversión trimestral publicado en mayo de 2021 por la estatal Oficina de Estadísticas e Información (ONEI), el Estado cubano invirtió 4398,4 millones de pesos en servicios empresariales, actividad inmobiliaria y de alquiler, mientras destinó solo 12,3 millones de pesos y al de salud pública y asistencia social, 28,1 millones de pesos, en medio de una pandemia.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%