“La decisión de retornar a la relativa normalidad después del 30 de septiembre aún no está tomada, y será un paso que solo se dará tras profundas valoraciones multisectoriales”, afirmó Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial

Durante una sesión del Consejo de Defensa Provincial (CDF), para evaluar las incidencias relacionadas con la propagación del nuevo coronavirusLuis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido Comunista en La Habana, sostuvo que “la decisión de retornar a la relativa normalidad después del 30 de septiembre aún no está tomada”.

El funcionario del régimen castrista, agregó: “será un paso que solo se dará tras profundas valoraciones multisectoriales, en las cuales primará el criterio médico-sanitario-epidemiológico”.

El pasado día 23, otras autoridades del régimen afirmaron en Televisión, que la capital podría abandonar el toque de queda a partir del 1 de octubre, e ir reabriendo actividades.

Reinaldo García Zapata, gobernador de la capital recordó en el programa oficialista Mesa Redondaque las medidas de confinamiento en esa provincia estaban anunciadas hasta el 30 de septiembre, y que había que “aprovechar” epidemiológicamente esta semana que resta.

No obstante, más recientemente Torres Iríbar no confirmó esta versión, según un reporte publicado en el sitio de propaganda estatal Cubadebate. En el encuentro del CDP se precisó además, que continúan llenándose las arcas del estado a partir de la embestida de multas por presuntos delitos e infracciones relacionadas con la propagación de epidemia.

“(…) de las notificaciones por contravenciones relacionadas con la COVID-19 se han logrado cobrar el 60%, unos 17 millones de pesos; suman mil 653 las duplicadas por no concurrir a las oficinas de abono en el tiempo establecido, y fueron pactados 137 convenios de pago. De los indisciplinados, 13 resultan reincidentes, y de ellos dos, repitieron por tercera ocasión”, se detalla en la nota oficialista.

En tanto, las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este domingo otras dos muertes como consecuencia de la COVID-19, con lo cual los decesos por la enfermedad desde el inicio de la pandemia aumentaron a 122.

Los fallecidos fueron dos pacientes de 68 y 48 años de edad. Ambos de la central provincia de Ciego de Ávila, el territorio más golpeado junto a La Habana por el rebrote de la enfermedad pandémica en la isla.

A partir del procesamiento de 7 027 muestras, en la jornada (sábado) fueron diagnosticados 45 nuevos casos de la enfermedad viral, detalló en su habitual conferencia de prensa matutina el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de la isla.

De acuerdo con las cifras oficiales dadas a conocer por el galeno, con cierre al término de la víspera, Cuba presenta un total de 5 457 casos acumulados de coronavirus.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.