La molestia de Martinica con los médicos esclavos cubanos demuestra que al castrismo solo le interesa lucrarse con el pueblo, pasando por alto incluso la preparación que estos reciben para «salvar vidas» en otros países.

Médicos esclavos cubanos en Martinica: “Muy caros para lo que han servido”

El trabajo de los médicos esclavos en Martinica, región francesa en el Caribe, al parecer dejó más molestias que aciertos, pues hasta los propios promotores de contratar especialistas cubanos, quedaron inconformes con el trabajo que desempeñaron. La senadora Catherine Conconne, una de las que insistió en contratar esclavos al régimen de Cuba, afirmó que estos han sido “muy caros” para lo que hicieron.

“Era un turismo médico que era muy caro para una operación que no se usaba mucho» dijo la senadora afirmando que los médicos esclavos cubanos en Martinica no “cumplían con los requisitos, en particular hablar francés”. Insistió en que el dinero implementado para pagar el programa “podría haber sido utilizado para otra cosa. Podríamos haberlo dado al hospital para rehabilitar pisos”.  «Fue muy caro para lo que ha servido».

La senadora Catherine Conconne con el embajador del régimen castrista Elio Eduardo RODRIGUEZ PERDOMO

Si bien afirma que Martinica aún necesita especialistas de la salud “a largo plazo”, su experiencia con los médicos esclavos cubanos ahora la tiene dudosa en cuanto a contratar personal extranjero para que labora en la isla menor de las Antillas.

Benjamín Garelm director del Hospital Universitario Central de Martinica, afirmó que los especialistas cubanos tenían que estar siempre con un traductor a disposición y no podían recetar medicamentos, por lo que más que médicos, eran “becarios asistidos”, que resulta aún más costoso. «Ninguno hablaba francés y no conocía, por ejemplo, la farmacopea, es decir el nombre de los medicamentos en francés «.

De acuerdo con la agencia AFP, el territorio francés “boto” cerca de 300 mil euros en contratar a los médicos esclavos cubanos en Martinica, que llegaron el pasado mes de junio en un avión “especialmente fletado para traerlos”, además, debían tener “transporte diario y su alojamiento, así como un los gastos diarios fijados, según varias fuentes, en 23 euros”.

Alfred Marie-Jeanne, presidente del Consejo Ejecutivo de la comunidad, indicó que “esta cooperación se creó para satisfacer una necesidad en tiempos de crisis sanitaria”,  pero fue todo lo contrario, ya que generó un gasto “innecesario”.

Pago a los médicos cubanos

En referencia al pago directo de los médicos esclavos en Martinica, este no está del todo claro, ya que debían pagar al régimen cubano sin hacer muchas preguntas. “La misión contaba con 14 médicos y un administrador, generalmente un miembro del Partido Comunista de Cuba, que monitorea y se asegura de que ningún médico se acerque a nadie localmente o planee desertar”.

La molestia de Martinica con los médicos esclavos cubanos demuestra que al castrismo solo le interesa lucrarse con el pueblo, pasando por alto incluso la preparación que estos reciben para «salvar vidas» en otros países.

Molestia anunciada

Ya hace aproximadamente un mes, un diario local de Martinica llamado Le Point, dedicó un extenso reportaje donde detallaba el malestar de alguna autoridades locales con respecto a la llegada de los médicos esclavos cubanos, pues no se veía un trabajo «eficiente» de su parte.

La pieza periodística hacia especial énfasis en la gran inversión que se le hizo a este programa y a los pocos resultados que estaba arrojando a cambio.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.