Médicos cubanos en Venezuela: Vivimos en la miseria, esto es un infierno

Foto: Cubanet

El Gobierno cubano ha retirado los pasaportes a todos los integrantes de la misión médica en Venezuela, luego de que 17 trabajadores de la salud de la isla intentaran cruzar la frontera de Colombia.

“Vivimos en la miseria, esto es un infierno y, encima de eso, nos tienen secuestrados aquí, nos quitaron los pasaportes y se dice que hay muchos militares cubanos y venezolanos custodiando los pasos fronterizos para impedir que los cubanos abandonen la misión. Somos sus esclavos, somos los que estamos generando ingresos a Cuba, por eso nos retienen”, declaró a la periodista Camila Acosta de CubaNet una especialista de la salud bajo condición de anonimato.

“Ahora mismo se está quedando la misión sin gente. Yo no me he ido porque no tengo el dinero, pero anoche mismo, cuando se supo que recogerían todos los pasaportes, más de cien médicos, solamente de mi Estado recogieron sus cosas para tratar de cruzar la frontera hacia Colombia. Y no solo nos están dejando indocumentados, ahora a los que vivíamos con esas personas que se fueron nos van a pasar por una comisión de disciplina”, agrega.

Según los especialistas, en Venezuela cobran el equivalente a unos 20 dólares, dinero que no les alcanza para nada. Para colmo, les descuentan ocho dólares de esa cifra y con ello les entregan una especia de canasta básica que incluye regularmente harina de maíz, dos bolsas de arroz, medio kilo de espaguetti, una bolsita de café y una de chícharo.

“Cuando vine para acá, a finales de 2020, me mandaron directo para la selva, prácticamente a sobrevivir con los indios, sin agua, sin corriente eléctrica, cocinando con leña, sin comunicación con la familia. Estuve tres meses comiendo arroz blanco con limón, tuve que aprender a comer mañoco, una especie de pienso que comen los puercos que se hace de yuca y la moneda de cambio de ellos, no me gustaba, pero tuve que comerlo para no mirirme de hambre”, dijo la especialista cubana.

Los integrantes de la misión están obligados a pagar una especie de sindicato y los obligan a apoyar a la “revolución” por las redes sociales. «De eso depende la evaluación”, dice.

«Aquí estamos corriendo tremendo peligro, yo estoy en uno de los barrios más peligrosos no solo del país sino del mundo. Hay muchos secuestros, enfrentamientos entre bandas y las FAES, una organización conformada por delincuentes a los que el gobierno de Maduro les da armas sofisticadas para que salgan a matar a los malandros, que son delincuentes también, pero con códigos de ética entre bandas. Los disparos se escuchan a todas horas, tenemos que estar encerrados todo el tiempo. Aquí los malandros llegan al CDI (Centro de Diagnóstico Integral) y te montan en una moto con una pistola en la cabeza para que vayas con ellos a curar a sus heridos, y no puedes negarte porque te matan. Una vez le dieron candela a un CDI, murieron dos médicos cubanos”.

El especialista en Fisiatría Miguel Ángel Ruano Sánchez, vocero internacional del Gremio Médico Cubano Libre, explicó a inicios de este semana a CubitaNOW que los 17 médicos que escaparon de la misión se encuentran presos en Venezuela y podrían ser deportados a Cuba.

El nuevo Código Penal vigente en la isla contiene el “delito” de “abandono de funciones” y dice: “El funcionario o empleado público encargado de cumplir alguna misión en otro país que la abandone o, cumplida esta, o requerido en cualquier momento para que regrese, se niegue expresa o tácitamente a hacerlo, incurre en sanción de privación de libertad de tres a ocho años”. 

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%