Médico cubano se niega a vacunarse con Abdala o Soberana

Foto de redes sociales de Alexander Jesús

El médico cubano Alexander Jesús Figueredo Izaguirre, quien ha sido expulsado de su labor por convertirse en un vocero de lo mal hecho en el sistema de salud público de la isla, se niega a vacunarse con Abdala y Soberana.

A través de sus redes sociales, el profesional de la salud pidió orientación para conseguir mecanismos que le permitan inmunizarse con otra vacuna.

“Yo como cubano libre que no me representa el PCC, tampoco el presidente de este país, ni pienso vacunarme con el hipertensivo vacunal Abdala o Soberana”, refirió Figueredo Izaguirre.

“¿¿¿Cómo hago para vacunarme con otra vacuna, aunque tenga que pagarla ????”, preguntó el galeno que vive en el municipio de Bayamo, en la oriental provincia de Granma.

Esta semana, autoridades cubanas dieron a conocer los resultados de las investigaciones sobre la eficacia del candidato vacunal Abdala (CIGB-66).

“Abdala posee una eficacia del 92,28%, informó Marta Ayala Ávila, directora general del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), donde se produce el medicamento.

La científica expuso los resultados finales del estudio clínico, iniciado el 7 de diciembre de 2020 en el hospital provincial Saturnino Lora, de Santiago de Cuba.

De acuerdo con lo informado: “con un intervalo de confianza entre 85,7 y 95,8 %, superior al recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 30 %, Abdala cuenta con los requisitos indispensables para considerarse una vacuna eficaz contra el virus SARS-Cov-2”.

Datos sobre Abdala ofrecidos por autoridades sanitarias cubanas:

Este candidato vacunal, diseñado por el CIGB, está compuesto por el ingrediente farmacéutico activo, que es el RBD (dominio de unión al receptor, por sus siglas en inglés), el cual es coadyuvado a la formulación con hidróxido de aluminio y otros componentes.

El 7 de diciembre comenzó el estudio clínico fase I con 132 sujetos de entre 19 y 54 años. Ahí se estudió la seguridad y la inmunogenicidad.

En la fase II (660 voluntarios), se amplió hasta los 80 años, una vez que se demostraron los datos de seguridad del candidato vacunal.

En la fase III (48 290 voluntarios), se estudió, además de la seguridad y la inmunogenicidad, la eficacia.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.