Médico cubano se las canta a Humberto López y a Bruno Rodríguez

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Leandro Castellanos Vivancos es el nombre de un médico cubano que, desde que despertó, no ha querido volver a cerrar los ojos. Sabe muy bien cómo se mueven los hilos de la dictadura y quiere que los de a pie también lo entiendan.

Desde Chile, país que le ha abierto las puertas y en la que ha visto nacer a su pequeña hija, el profesional de la salud advirtió a los isleños que el vocero Humberto López y el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, jamás han vivido/sufrido lo que el pueblo.

De ahí que llama a poner la mirada sobre la realidad de la isla, la que ellos viven y la que no muestra la prensa oficialista.

Sus palabras íntegras a continuación:

Estos dos personajes son idénticos, no sé cuál de los dos es más repugnante. Estos dos señores defensores del socialismo o el comunismo jamás tuvieron una infancia socialista o comunista en Cuba.

¿De verdad crees que ellos jugaron bola o trompo en el barrio? ¿Crees que eran bueno al taquito, o jugaban a la ballita en el campeonato de fútbol callejero?  ¿Usted cree que ellos alguna vez prestaron sus patines?  ¿o eran los más simpáticos o graciosos del barrio en las noches oscuras de apagones? usted cree que ellos ayudaron a hacer alguna caldosa. ¿Crees que llegaron al amanecer en carnavales, con los amigos, riendo por lo rico que bailaron casino con la muchacha de la cuadra de atrás? 

¿O se sentaron a estudiar en el parque de la ciudad? y luego compraban la botella de ron y con una guitarra cantaron canciones de su época?

Sus vacaciones fueron en esas villas de militares por 15 días donde la cerveza le costaba 2 pesos, mientras tu ibas a la Tinaja o a la playa de Cunagua.

Ellos nunca fueron amigo tuyo cubano de a pie, eso era cosa de gente de poca «clase», así le enseñaron sus padres. Ellos no podían enamorarse de la niña más linda, sino de la más importante (buena familia, padres dirigentes o extrajera mejor aún).

Más allá de la diplomacia su arrogancia al hablar los delata. Ellos están a «otro nivel» y tú, cubano de a pie, jamás le vas a importar a estos tipejos. Ni a ninguno de esa casta o cofradía. 

Ellos se burlan de ti pueblo de Cuba, porque piensan que eres tan ignorante que jamás podrás enfrentarles.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.