Médico cubano muestra la realidad de los hospitales en la isla

  • Categoría de la entrada:Cuba / Holguín
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Foto de redes sociales de Alexander Raúl Pupo Casas

El médico cubano Alexander Raúl Pupo Casas, regresa a las redes sociales a responder a mostrar al mundo la difícil situación que viven los profesionales de la salud en los hospitales de la isla.

Según denuncia el galeno, que a raíz de sus denuncias contra la dictadura fue expulsado del sector de la salud, se trata de imágenes frecuentes en los centros hospitalarios del país.

En la oriental provincia Holguín, donde él reside, se hace cada día más complejo prestar una atención de calidad a los pacientes, en medio de las crecientes carencias y la desatención de las autoridades.

De ahí que el doctor se cuestiona dónde está el transporte para estas personas que salvan vida y que no son priorizados para casi nada:

Hola a todos… Aunque se sabe que para el gobierno cubano el sector salud genera un gran porcentaje de los ingresos a través de las misiones médicas, para los trabajadores del propio sector todavía es una interrogante a donde se destina ese dinero.

Para nadie es secreto ya las malas condiciones habitacionales de las instituciones sanitarias a cualquier nivel. Además, la escasez notoria de recursos y medios de protección para el personal, que convierten en una dificultad cualquier procedimiento a realizar.

Por otra parte, estas carencias incluso llegan a repercutir en el modo de trato a los profesionales que ven afectado su desempeño debido a la mala calidad de los servicios más básicos como lo son transporte y alimentación.

En el hospital Lucía Iñiguez de la provincia Holguín esto se pone de manifiesto constantemente. Los trabajadores de este hospital, que está bastante alejado de lo que es el centro de la ciudad, tienen que pasar muchas dificultades para poder llegar a su puesto de trabajo a tiempo.

Las guaguas o autobuses suelen tardar hasta 45 minutos en llegar a su destino desde la residencia donde se hospedan los estudiantes y los médicos residentes de las especialidades.

Esto ligado al hacinamiento y los grandes grupos de personas que dependen de esta ruta para llegar a ese destino hace que en muchas ocasiones les sea imposible arribar a tiempo a sus consultas o salas de trabajo.

Quienes sí pueden usar este servicio corren el riesgo de que carteristas o ladrones les priven de sus pertenencias, o que la multitud los maltrate durante su viaje. Muchas veces llegan al hospital con sus batas sucias o estrujadas debido a lo apretado que tienen que viajar en estos autobuses, también muchos se quejan de llegar cansados a su puesto de trabajo debido a las dificultades con el transporte.

Pero, ¿Dónde está el transporte de la institución? ¿Por qué Salud pública no garantiza la llegada a tiempo de sus trabajadores a la institución? Estas preguntas son parte ya de la vida diaria del personal de salud, que al día de hoy no entiende cómo es posible que sean unas de las pocas instituciones del país que no cuenten con un transporte obrero regular.

Holguín es una provincia donde hasta los trabajadores de la construcción cuentan con un servicio de transporte proporcionado por «Transmetro» y con convenio con las Unidades de Construcciones Militares (UCM) de las FAR.

Para ellos no presenta ninguna dificultad llegar a su centro de trabajo pues estos buses tienen hasta rutas personalizadas para recoger a cada trabajador lo más cerca de su domicilio posible.

Es inentendible que al día de hoy un hospital donde trabajan alrededor de mil personas de todos los servicios cuente solamente con un viejo auto bus, que trabaja solo gracias a la buena voluntad de su chofer y que no brinda ninguna comodidad ni garantía a sus trabajadores.

Además en más de una ocasión ha dejado botados en la carretera a sus usuarios y ellos han tenido que darle su empujoncito para que pueda arrancar su motor. 

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.