El médico Alexander Pupo Casas

El médico Alexander Raúl Pupo Casas -convertido en un auténtico látigo del régimen en las redes sociales– ha publicado un mensaje en Facebook dirigido a los cubanos en la isla que justifican “lo mal hecho”, al tiempo que los reta a empezar a ser libres cuanto antes.

“’Traiciona más a la Patria quien justifica lo mal hecho desde adentro que quien pelea desde afuera, porque se vuelve cómplice del tirano’. Qué fácil le ha resultado a la dictadura poner cubanos contra cubanos a lo largo de los años, qué sencillo ha sido para ellos tergiversar las intenciones de todo aquel que opina distinto a su ideología obsoleta”, reflexiona en la parte inicial de su extenso y contundente mensaje.

El médico ha dirigido su publicación en particular a aquellos que han arremetido contra el gobierno de EE.UU. por el anuncio de la suspensión de remesas a Cuba a través de compañías controladas por militares cubanos, lo que afectará los envíos a través de Western Union.

“¿Será que hemos aprendido a ser hipócritas con el tiempo? ¿O será que la miseria mental nos vuelve ciegos?…”, se pregunta el galeno; y recuerda que Cuba ha devenido en un “país parásito”, que depende de sus emigrados para subsistir.

“Ahora te pregunto a ti cubano… ¿por qué muerdes la mano que te alimenta? ¿por qué gritas consignas contra esas personas que ponen de una u otra forma un plato de comida sobre tu mesa?”, interroga Pupo Casas.

A continuación confiesa sentir más admiración y respeto hacia los cubanos que viviendo lejos de Cuba se preocupan por el país y por los suyos, que por los que -a pesar de vivir metidos en la “inmundicia”- no hacen nada para cambiar la situación.

El médico holguinero argumenta que los emigrados cubanos viven bien y pudieran olvidarse de todo, pero le recuerda a los cubanos de puertas adentro que “a pesar de las cosas que dices de ellos, siguen manteniendo tu casa y tu vagancia”.

“Mira cubano, a lo mejor mis palabras te chocan, quizás dejas de leerme cuando veas estas verdades, pero deberías llamarte a la reflexión antes de convertirte en portavoz de las tonterías de un Estado que no puede garantizarte una vida digna sin depender de las remesas, y que aun dependiendo de ellas llama ‘mafiosos’ a los que te las envían”, añade de forma categórica.

El galeno lamenta el triste panorama de cubanos atacándose y familias divididas por lo que califica de “ideología asesina e hipócrita”, y todo ello en un “país al borde de una guerra civil”, presidido por un gobernante que no representa a sus ciudadanos.

“La libertad verdadera comienza con el fin de la estupidez personal”, sentencia. “No esperes ser libre si no eres capaz de romper tus cadenas. No esperes salir de tu prisión si no eliminas la causa que te tiene allí”.

Alexander Pupo Casas dedica los párrafos finales de su reflexión a lanzar un llamado a los cubanos a forjar una libertad que nazca en primera instancia de su interior, y se cita a sí mismo como ejemplo.

“Yo no bajo la cabeza delante de los comunistas porque considero que mi amor por Cuba es más grande, porque son ellos quienes lo han hecho mal”, precisa el médico que hace pocas semanas se vio obligado a renunciar a su trabajo en hospital de Las Tunas tras haber sido sometido a todo tipo de hostigamiento por dar a conocer sus opiniones políticas.

Pupo Casas considera que su causa es la de otros millones de personas, pero asegura estar convencido de que ese sueño de libertad colectiva no se alcanzará en Cuba “si seguimos permitiendo que ineptos inescrupulosos dirijan nuestras vidas y nuestros sueños, si seguimos divididos por una ideología”.

Insta a los cubanos a pensar y a preguntarse: “¿por qué estamos luchando todos? ¿A quiénes defienden los que están afuera? ¿De quién es realmente la culpa de que Cuba esté hundiéndose en el lodo de la corrupción y el hambre? Recapacita tú, y define tu estrategia para hacer de Cuba un lugar mejor”, dice; no sin antes concluir que “La Revolución somos nosotros”.

Alexander Pupo Casas no es el único galeno cubano que denuncia las arbitrariedades del gobierno cubano desde el interior del país. Manuel Guerra es otro joven profesional de la salud que acapara titulares en las últimas semanas por sus fuertes críticas al régimen.

En la más reciente de sus publicaciones, Guerra acusó a un colega suyo de ser un “hipócrita” y un “inescrupuloso”, luego de que ese médico agradeciera en una publicación en sus redes sociales a Fidel Castro por haber podido estudiar Medicina y por lo “que tenemos en Cuba”; todo ello mientras vive y ejerce su profesión en Venezuela.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.