Más estragos de las lluvias en Cuba: unos 2.300 evacuados y una familia atrapada por un derrumbe

Matanzas, Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila registran intensas precipitaciones con acumulados superiores a 150 milímetros en distintos puntos.

Derrumbe de una vivienda en Matanzas tras las lluvias. GIRÓN

Lluvias que continuaron afectando el lunes la provincia de Matanzas obligaron a la evacuación de unas 2.300 personas en los municipios de Colón y Martí, mientras en la ciudad cabecera una familia quedó atrapada en el interior de su vivienda después del derrumbe de parte del techo del inmueble.

La página del Gobierno Provincial del Poder Popular en Facebook publicó sobre la activación de los Consejos de Defensa Municipales de Martí y Colón «ante la saturación de los suelos y las intensas lluvias» durante la tarde y noche del lunes y las pronosticadas para este martes.

«Unas 2.300 personas de varias comunidades de los municipios Martí y Colón se evacuan ante la saturación del suelo, el aliviamiento de las presas y la persistencia de las lluvias en este territorio«, señaló un reporte del periodista oficialista Pedro Arturo Rizo Martínez, que no especificó el destino de los evacuados.

En Colón, dijo, alivian los embalses número 19 y 20 que se encuentran al 120% de su capacidad.

También informó que la presidenta del Consejo de Defensa Provincial, la primera secretaria del Partido Comunista (PCC) en la provincia, Susely Morfa González, llamó a «no confiarse ante la situación hidrometereológica y proteger de inmediato la vida de las personas en lugares proclives a inundación«.

En un recorrido por la provincia, el general de división Andrés González Brito, jefe del Ejército Central, el vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial y otros miembros del órgano evaluaron como «compleja» la situación de los embalses y ordenaron medidas para proteger los recursos que puedan quedar bajo agua.

En la ciudad capital, Matanzas, el derrumbe parcial del techo de una vivienda dejó atrapados durante horas a una familia cubana que finalmente fue rescatada este lunes. Logró salir después de que fueran retirados los escombros, según publicó el periódico local Girón.

«Todo fue muy rápido. Mi esposa y yo estábamos terminando de ver Tras la huella cuando sentimos el estruendo y enseguida supimos que era el techo porque llevaba tiempo en mal estado», declaró Noel Hernández Echevarría, el propietario.

El medio oficial no precisó cuántas personas de la familia quedaron atrapadas en el inmueble, ubicado en la calle Velarde entre Compostela y San Carlos. Tampoco a qué hora de la mañana de este lunes consiguieron ser sacados. 

«En esa parte de la casa no vive nadie, solo mi sobrino en el primer cuarto porque nosotros vivimos al fondo con mi otro hermano. Por suerte no causó ningún daño», añadió Hernández.

«Ahora vamos a demoler otra parte del techo que también corre el riesgo de caerse y procederemos a limpiar todos los escombros. Debe venir una comisión evaluadora que es la que decide las acciones a ejecutar sobre el cambio de cubierta y la reparación de la vivienda», explicó Yudisel López Espinosa, director de la empresa de Mantenimiento y Construcción de Matanzas. Antes, una brigada del cuerpo de bomberos evaluó los daños tras el derrumbe.

Las lluvias afectan a Cuba desde el pasado viernes. En las últimas 24 horas, fueron intensas en las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, con cuatro registros superiores a 150 milímetros (mm) y 11 superiores a 100mm.

Según informó en Twitter Antonio Rodríguez, presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, la región de occidente acumula el 81% de la media de precipitaciones para el mes de junio y el centro el 42%.

Y aunque en las últimas jornadas llovió intensamente en toda la geografía de Sancti Spíritus, los embalses del territorio recibieron poco beneficio de las precipitaciones y apenas acumulan unos 453 millones de metros cúbicos, un 38% por ciento de su capacidad de llenado, publicó el periódico Escambray.

De acuerdo con el balance preliminar del Gobierno, las lluvias dejaron cuatro fallecidos, además de daños en al menos 750 viviendas, incluidos 21 derrumbes totales, principalmente de La Habana, y afectaciones en 3.200 hectáreas de cultivo.

Se produjeron además cortes en el suministro eléctrico, que llegaron a dejar a oscuras a 158.000 clientes, y en los servicios de telecomunicaciones, que no se han logrado resolver por completo.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%