Más de tres meses después de retirarlas, La Habana devuelve sus credenciales a los reporteros de EFE en Cuba

El oficial Centro de Prensa Internacional promete que en los próximos días se tramitará el visado del nuevo delegado de la oficina en La Habana.

Conferencia de prensa en el Centro de Prensa Internacional. CPI / TWITTER

El régimen cubano restituyó el lunes sus acreditaciones a tres periodistas del equipo de EFE en la Isla, retiradas en noviembre pasado a raíz de la Jornada Cívica por el Cambio en Cuba, convocada por la plataforma cívica Archipiélago para el 15 de ese mes, y que las autoridades sofocaron con una dura represión.

El Centro de Prensa Internacional (CPI), entidad regida por el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), tomó la decisión tras una reunión en La Habana de sus principales responsables con una delegación del medio público español, reportó la propia agencia.

Las autoridades cubanas aseguraron asimismo que en los próximos días se tramitará el visado de prensa del nuevo delegado de la oficina de EFE en La Habana, que fuera solicitado en septiembre.

Además, las autoridades cubanas indicaron que aprobarán las credenciales del nuevo coordinador de redacción en cuanto la agencia le proporcione la documentación necesaria.

Cuando se entreguen estos dos visados pendientes, EFE recuperará la capacidad informativa que tenía a principios del año pasado, con siete periodistas en activo (un delegado, tres redactores, dos fotógrafos y un camarógrafo).

El régimen cubano retiró el 13 de noviembre de 2021 las acreditaciones a cinco periodistas de la agencia y restituyó dos al día siguiente. Pero el resto quedó en suspenso.

A inicios de mes el CPI anunció que estaba dispuesto a «encontrar una solución» al problema, en respuesta a las declaraciones previas del ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, en las que pedía que EFE pudiese operar en Cuba como trabaja en España.

El CPI subrayó que EFE «se mantiene trabajando con absoluta libertad en Cuba», pero exigió un «respeto irrestricto» al orden constitucional «para el ejercicio de un periodismo objetivo, veraz, imparcial y no tendencioso».

A principios de enero, la presidenta de EFE, Gabriela Cañas, había afirmado que la agencia no quería abandonar Cuba y no se iría por propia iniciativa, pero que las decisiones de las autoridades cubanas le estaban obligando a replantearse su permanencia en el país.

Cañas subrayó que tanto la agencia como las autoridades españolas creen que «EFE debe estar» en Cuba, donde lleva 50 años y cuenta con una de las mayores oficinas de un medio internacional en la Isla, y dijo que la mitad de las noticias sobre Cuba que se publican en Latinoamérica proceden de despachos suyos.

Luego de la retirada de las acreditaciones de los reporteros de la agencia, la prensa oficial culpó a EFE y a CNN en Español de «alentar las protestas» convocadas por la plataforma Archipiélago para el 15N.

En texto publicado en el sitio oficial Cubadebate se afirmó que ambos medios «jugaron un papel destacado» en la convocatoria a las protestas puesto que «adelantaron sucesos, contribuyeron a la creación de un clima determinado, fabricaron la noticia aún antes de que fuera suceso».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%