Más de 300 familias en Consejo Popular de Pinar del Río siembran alimentos en los patios de sus casas (+VIDEO)

Guerrillero afirma que esto se debe al “ingenio y la tenacidad del cubano” pero ignora que está motivado es por la constante falta de comida en los comercios estatales, lo que obliga a las personas a recurrir a prácticas ancestrales para garantizar “algo” de alimento para su familia.

Cubano sembrando alimentos en el patio de su casa en Pinar del Río / Foto: Guerrillero

Con el burdo titular “En Pinar del Río el aporte desde el patio” medios del régimen cubano intentan vestir de “logro” el hecho de que unas 300 familias en un consejo popular de la provincia deban sembrar alimentos en el patio de sus casas, ya que el estado no es capaz de garantizárselos. El medio Guerrillero informa que la producción de comida en las casas cubanas “ha sido de las actividades más priorizadas”.

Lógicamente los cubanos no están a la espera a que el castrismo les resuelva su problema de adquisición de comida, por lo que deben buscar las formas y una de ellas es la siembre y producción de las mismas.

Guerrillero afirma que esto se debe al “ingenio y la tenacidad del cubano” pero ignora que está motivado es por la constante falta de comida en los comercios estatales, lo que obliga a las personas a recurrir a prácticas ancestrales para garantizar “algo” de alimento para su familia.

“Tras el llamado del presidente Miguel Díaz-Canel a que cada quien sembrara un pequeño pedazo de tierra, cientos de miles de pinareños han emprendido sin dudar sus propios proyectos de siembra”.

En el Consejo Popular de Entronque de Herradura, en Consolación del Sur, Pinar del Río, 300 familias están recurriendo a esta práctica de sembrar lo que consumen ¿la razón? No es el llamado de Díaz-Canel como lo vende el castrismo, es el hambre, la incapacidad de conseguir alimentos y el poco poder adquisitivo de los cubanos que se ve mermado cada vez más.

Allí se cultivan aguacates, ajo, tomate, ajo porro, maní, plátano y otros. “este tiempo, entre otros, he logrado recoger más de mil cabezas de ajo, así como varias cajas de tomates que han servido para la confección de más de 300 botellas de puré”, detalla Duber Baire Pinto.

El agricultor afirma que ellos pueden usar “cada palmo de tierra del que se dispongan”, pero ignora que esto podría costarle su libertad, pues en cualquier momento, la dictadura puede culparlo de “acaparamiento”, “producción indebida” o cualquier otro cargo plasmado en las leyes cubanas destinados a hacerle la vida imposible a los productores independientes.

“Pienso que es muy beneficioso fomentar este tipo de actividades entre las personas de la tercera edad, pues al no estar vinculados ya laboralmente al Estado, igualmente somos útiles en el mejoramiento de la economía de nuestras casas, nuestros vecinos y por qué no, de nuestro país”.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%