Más de 300 cubanos de La Coloma siguen albergados tras el paso del huracán Ian por Pinar del Río

La iglesia católica envía un donativo a los cubanos afectados por Ian en Pinar del Río.

Reparación de una vivienda afectada por el paso del huracán Ian en La Coloma, Pinar del Río. JALIOSKY AJETE RABEIRO GUERRILLERO

Solo 333 familias cubanas han podido adquirir los recursos necesarios para recuperar sus viviendas dañadas por el huracán Ian en el Consejo Popular La Coloma, provincia de Pinar del Río, de las más de 2.130 planillas que fueron confeccionadas para solicitar la asignación de materiales de construcción a precios subvencionados, informó el medio estatal Guerrillero en una nota que reconoce que «se anda lento», en ese territorio.

La lentitud señalada por el medio oficial se basa en que las cifras iniciales de los daños dejados por Ian reflejaban unos 291 derrumbes totales, 348 parciales, 352 totales de techo, 1.321 parciales de techo y otros 218 daños en los edificios. 

De acuerdo a la nota, la semana pasada ascendían a 15 las viviendas resueltas en la localidad.

El presidente del Consejo de Defensa de Zona, Jesús Rondón Domínguez, señaló, según la nota del medio estatal, que hasta allí no ha llegado una sola pieza de madera, de los 20 módulos que se esperan para las casas de una parte de los evacuados. Estos ascienden a 312 personas, que componen 125 familias.

«En estos momentos, se evalúa el estado de las naves del kilómetro 20, en aras de poder acondicionarlas y trasladar a los evacuados para ellas y poder liberar las escuelas para el inicio del curso escolar», dijo Rondón Domínguez a Guerrillero.

A La Coloma hasta el momento solo han llegado 1.800 tejas de asbesto cemento, unos 100 metros de arena, 2.820 bloques, 30 toneladas de cemento, 400 tejas infinitas, 1.120 fibras de cinc, 400 kilogramos de puntilla y 125 tanques de 200 litros.

La escasez de materiales para venderle a la población y el bajo número de cubanos damnificados que han podido comprarlos contrasta con la presencia de estos en el mercado negro.

La puesta en venta de las planchas de zinc destinadas a los moradores de viviendas destruidas en el grupo de Facebook Ventas Pinar puso en evidencia el trabajo del régimen y en específico de las denominadas oficinas de trámites, encargadas de cuantificar los daños y establecer prioridades para la asignación de recursos, apenas una semana atrás.

En La Coloma, unos 86 tanques de 1 000 litros, producidos por una brigada de Villa Clara, ya fueron colocados sobre los edificios, pero solo 25 de estos están ya conectados.

Casi el 90 por ciento de la comunidad se encuentra ya conectado al Sistema Electroenergético Nacional, de acuerdo a la nota de Guerrillero, aunque quedan viviendas sin electricidad.

La iglesia católica envía un donativo a los cubanos afectados por Ian en Pinar del Río.

Aunque la recuperación de las viviendas parcial o totalmente destruidas por el huracán Ian en Pinar del Río parece aún lejana, la solidaridad continúa llegando a esa provincia de Cuba.

Una publicación en la página de Facebook de Caritas Cienfuegos anunció la salida hacia la Diócesis de Pinar del Río de una carga de alimentos, aseo, ropa y otros insumos para ayudar a los cubanos afectados por el fenómeno meteorológico.

«Este viernes salió rumbo a la Diócesis de Pinar del Río una carga con alimentos, aseo, ropa, calzado, materiales escolares y de oficina para ayudar a nuestros hermanos, afectados por el huracán Ian a finales del mes de septiembre», informa el post.

«Queremos agradecer a los miembros de nuestras comunidades y parroquias por aportar a esta donación en momentos tan difíciles».

Tras el paso devastador de Ian, el Gobierno cubano ha recibido donaciones de Naciones Unidas y la Unión Europea, además de Canadá, Venezuela y otros gobiernos y organismos internacionales.

A principios de octubre último, la Fundación Rescate Jurídico (FRJ) de cubanos exiliados en Miami anunció el envío a la Isla de cinco millones de dólares en material médico para paliar las necesidades de la población, acrecentadas tras los daños provocados por Ian.

El presidente de la FRJ, Santiago Álvarez, dio a conocer entonces en una conferencia de prensa que la ayuda está ya lista para ser enviada, aunque matizó que se trabaja en las condiciones de la entrega del material a través de cauces diplomáticos.

La prensa del régimen no suele publicar información sobre los envíos de ayuda de la comunidad cubana en el exilio, que intenta hacer llegar las donaciones directamente al pueblo.

Sin embargo, varios medios oficiales han cubierto el arribo a Cuba de un donativo llevado por representantes de Puentes de Amor, Code Pink y otras organizaciones procastristas radicadas en Estados Unidos.

Tanto el líder de Puentes de Amor, Carlos Lazo, como la de Code Pink, Medea Benjamin, aprovecharon la ocasión para criticar la política hacia Cuba de la administración del presidente Joe Biden.

Según el portal oficial Cubadebate, Lazo reclamó a Biden que cumpliera sus promesas electorales «y deje a Cuba vivir en paz y termine con estos 60 años de guerra económica».

Benjamin, por su parte, afirmó que la donación constituía un gesto representativo de la «vergüenza que sentimos los norteamericanos con la política de la administración de Joe Biden».

La líder de Code Pink no tuvo en cuenta que la propia administración que critica anunció en octubre pasado, el envío de ayuda humanitaria de emergencia al pueblo cubano para que se recupere de los estragos provocados por el huracán Ian.

Las donaciones humanitarias de EEUU a Cuba entre enero y agosto de 2022 superaron las de todo 2021, al contabilizar en esos ocho meses 12.140.977 dólares, frente a los 11.074.090 de los 12 meses del año anterior, de acuerdo al informe mensual sobre las exportaciones a la Isla que publicó el Consejo Económico y Comercial Cuba-EEUU en octubre último.

Dichas cifras contrastan con las acusaciones de La Habana y de sus voceros en el exterior, en torno al embargo de Washington como causa principal de las penurias que viven los cubanos.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%