Más de 30 organizaciones defensoras de los DDHH firman una carta denunciando la represión del Gobierno cubano

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

‘Solicitamos a la sociedad civil internacional exigir al Gobierno cubano que detenga la violencia, respete su propio ordenamiento constitucional y permita la marcha’, reza la carta.

Protestas del 11J en Cuba. DIARIO DE CUBA

«A un día de la marcha pacífica convocada por la iniciativa ciudadana Archipiélago en Cuba y apoyada por organizaciones y activistas de DDHH, denunciamos la ola represiva que se ha intensificado en el país contra sus promotores y los ciudadanos que se identifican con ella. Solicitamos a la sociedad civil internacional exigir al Gobierno cubano que detenga la violencia, respete su propio ordenamiento constitucional y permita la marcha como corresponde al ejercicio de los derechos cívicos y políticos», reza una carta firmada por más de 30 organizaciones defensoras de los derechos humanos, entre ellas Archipiélago y Cubalex.

«El estallido social que inició masivamente el pasado 11 de Julio y que fue contestado por el Estado cubano aumentando aún más la fuerte represión contra la ciudadanía, es el reflejo de una grave crisis de derechos humanos en el país. En este sentido, la manifestación convocada para el próximo 15 de noviembre busca hacer escuchar la voz ciudadana, demandar el cese de la represión, la liberación de los presos políticos y el respeto a los derechos humanos», continúa la carta.

Las organizaciones que firmaron la carta denunciaron que «como respuesta a la convocatoria pacífica realizada por la iniciativa ciudadana Archipiélago se anunció la celebración de ejercicios militares por parte del gobierno. Ante la insistencia de los promotores de continuar con la marcha, los Intendentes declararonilícita cualquier manifestación al considerarla contraria al socialismo. Justificaron su decisión con una interpretación del artículo 4 de la Constitución que puede resumirse en una frase: en Cuba es ilícito el ejercicio de cualquier derecho que propugne un cambio del sistema político. Lo anterior desconociendo valores democráticos como el derecho al disenso político y a la libertad de expresión, amparado en diferentes instrumentos jurídicos internacionales de derechos humanos». 

 27N, Cuba Alianza Cubana por la Inclusión, Cuba Alianza Regional por la Libre Expresión e Información Archipiélago, Article 19, Asociación Patria y Vida, Baleares Berlin OPUS Cuba, Alemania CADAL, Argentina Civil Rights Defenders, Suecia
Consejo para la Integración Racial, Cuido60, Colombia, Freedom House, EEUU, PEN Cuba en el Exilio, EEUU y Cubanos libres en Zaragoza, España, son algunas de las organizaciones firmantes.

«A pesar de que la Constitución establece en su artículo 108 b que sólo el Parlamento tiene la facultad de interpretarla, la Fiscalía validó la decisión de los intendentes y convocó a los promotores de la marcha para advertirles de los delitos en los que incurriría si desobedecen la decisión del Gobierno. Los tribunales cubanos, también negaron protección a los manifestantes», destacan.

A medida que se acerca el 15N la represión del gobierno ha ido en aumento y «se ha visto materializada a través de detenciones arbitrarias, 648 hasta la fecha, desapariciones forzadas, actos de hostigamiento y repudio contra opositores políticos, todo con el objeto de impedir el derecho a la manifestación pacífica que le asiste a miles de cubanos y cubanas que pretenden replicar el ejercicio democrático del 11 de julio. Con esto se ha demostrado que no existe institucionalidad y que la Constitución no es por sí misma eficiente y suficiente para garantizar los derechos humanos» 

El apoyo internacional, aunque ha aumentado en los últimos meses, resulta insuficiente en un país en donde los ciudadanos están completamente desprotegidos legalmente. 

«Ante esta situación hacemos un llamado a la comunidad internacional en especial a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los DDHH, Michelle Bachelet, al Servicio Exterior de la Unión Europea y su cuerpo diplomático en la Isla, así como a la Comisión Interamericana de DDHH a que tomen medidas concretas de monitoreo y sanción pública», concluye la carta. 

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.