Más apagones en Cuba: la Unión Eléctrica pronostica afectaciones al servicio en el horario diurno

La máxima afectación será de 180 MW a partir de las 9:00 horas, según la empresa estatal cubana.

La Central Termoeléctrica Lidio Ramón Pérez, una de las que se encuentra fuera de servicio. UNIÓN ELÉCTRICA DE CUBA

La estatal Unión eléctrica informa que se prevén afectaciones al servicio en el horario diurno, a partir de los bajos niveles de inventario de combustible, informa este 16 de julio el medio oficial Cubadebate

De acuerdo a la nota, a las 8.13 de la mañana del viernes se comenzó a afectar el servicio «por déficit de capacidad», una de las justificaciones que suele dar la empresa estatal para los prolongados apagones que agobian a los cubanos y ya han provocado protestas en varias ciudades del país.

«La máxima afectación en la noche fue de 311 MW a las 21:00 horas, coincidiendo con el horario pico. El servicio quedó restablecido a las 23:11 horas», lo que habla de 15 horas sin corriente eléctrica en las localidades afectadas, que no son especificadas en la nota.

La disponibilidad del sistema electroenergético nacional a las 6:00 horas era de 2 295 MW y la demanda 2 115 MW, con todo el sistema con servicio, según la nota de Cubadebate, que anuncia que «a partir de los bajos niveles de inventario de combustible, se afectará el servicio en el horario diurno». La máxima afectación será de 180 MW a partir de las 9:00 horas, añade.

Cubadebate informa que, además, se encuentran fuera de servicio por averías las unidades 6, 7 y 8 de la Central Termoeléctrica (CTE) Mariel, la unidad de la CTE Tallapiedra, la unidad 2 de la CTE Lidio Ramón Pérez (Felton) y la unidad 3 de la CTE Rente.

La unidad 5 de la CTE Nuevitas. Se mantienen las limitaciones en la generación térmica (489 MW).

En la generación distribuida, no están disponibles, también por avería, 1.062 MW, mientras que en mantenimiento hay 398 MW. Para el horario pico, se pronostica la utilización de 310 MW en motores diésel.

Con este pronóstico, se estima para el horario pico una disponibilidad de 2.705 MW y una demanda máxima de 2.650 MW, para una reserva 55 MW, por lo que debido a los bajos niveles de reserva pudieran ocurrir afectaciones al servicio en este horario, explica la nota de Cubadebate, que concluye afirmando que «se implementan todas las medidas de restricción del consumo en el sector estatal».

Los apagones estuvieron entre las causas que condujeron al estallido de protestas en más de 50 ciudades y localidades de Cuba, el 11 de julio de 2021.

Un año después de las históricas manifestaciones, reprimidas con violencia, el régimen cubano no ha dado solución a ninguno de los problemas que la generaron.

En los últimos meses, los cubanos han protestado por los continuos y prolongados apagones en varias ciudades. Al menos dos protestas, una en Pinar del Río y otra en La Habana, ocurrieron en la noche del pasado 14 de julio.

En Los Palacios, Pinar del Río, los cubanos cantaron el Himno Nacional durante una manifestación por los incesantes y prolongados apagones.

Según videos que circularon en las redes sociales se escucharon otra vez consignas del #11JCuba, «Díaz-Canel, singao» y se sumó esta vez «Pongan la corriente, pinga», que ya gritaron estudiantes de una beca en Camagüey a ritmo de conga, en junio pasado.

Otros cubanos subieron imágenes y videos de otra concentración en el parque El Curita de La Habana.

«11:54 de la noche, madre cubana con dos niñas y una en silla de ruedas reclama que no tienen donde vivir porque su casa está en mal estado y hace huelga en la calle avenida de Biblia, frente al parque El Curita, el pueblo se le suma en sus reclamos», escribió en Twitter el Gobierno Constitucional Cubano de la Transición, una organización del exilio.

Sin embargo, el descontento de los cubanos que protestaron en Los Palacios no se limita a los apagones. El pueblo también exigió derechos y libertad, según contó a DIARIO DE CUBA Esteban Ajete Abascal, líder de la Liga de Campesinos Independientes y residente en esa localidad pinareña.

«Ayer fueron 12 horas sin electricidad, y eso fue el detonante de lo que el pueblo siente. En el lugar donde ocurrieron los hechos, que es una zona bien marginal conocida como Los Repartos, detonó el primer foco y el pueblo espontáneamente se fue sumando. No hubo agresión, fue una manifestación cívica exigiendo derechos, y el pueblo se mantuvo diciendo consignas y pidiendo libertad«, aseguró.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%