Marino Murillo tiene nuevo cargo: de zar de las reformas económicas del Gobierno a presidente de Tabacuba

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

El monopolio estatal Tabaco de Cuba hace oficial el nombramiento de Murillo.

Marino Murillo, nuevo presidente del monopolio estatal del Tabaco de Cuba. TABACUBA/FACEBOOK

El Grupo Empresarial de Tabaco de Cuba (Tabacuba) hizo oficial a través de su página web oficial el nombramiento de Marino Murillo Jorge como su nuevo presidente.

«Marino Murillo es Licenciado en Economía y en su trayectoria profesional cuentan la función de vicepresidente del Consejo de Ministros y miembro del Consejo de Estado. Ha ocupado cargos como ministro de Economía y Planificación (2009-2011) y (2014-2016), vicepresidente del Gobierno y jefe de la Comisión Permanente para la Implementación de los Lineamientos«, señaló la escueta nota de Tabacuba, monopolio estatal que ejerce de intermediario con los tabacaleros de la Isla.

Murillo sustituyó a Justo Luis Fuentes Díaz, quien dirigió el grupo tabacalero por aproximadamente siete años.

Según Tabacuba, Fuentes Díaz «pasará a dirigir el Grupo Empresarial Agroforestal, encargado de gestionar, a través de sus empresas, productos 100% cubanos como café, cacao, mieles y suplementos nutricionales, fibras naturales, resina de pino, carbón vegetal, plantas ornamentales, frutas tropicales, semillas forestales, coco y sus derivados».

Tabacuba exporta tabaco a 152 naciones. Su estructura está conformada por 45 entidades estatales, tres mixtas (Habanos S.A.; Internacional Cubana de Tabacos S.A. y Brascuba Cigarrillos S.A.), una sociedad mercantil y el Instituto de Investigaciones del Tabaco, entre otras.

El tabaco es el renglón agroindustrial más exportable de Cuba desde que se destruyó el 80% de la industria azucarera a principios del milenio. Aunque se halla muy por debajo de su potencial, solo las ventas en divisas de Tabacuba aportaron alrededor de 280 millones de dólares a las arcas del Gobierno en la campaña 2019-2020.

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel anunció a finales de octubre pasado la desarticulación de la Comisión Permanente de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, cuyo jefe, Murillo Jorge, estuvo a cargo de la denominada Tarea Ordenamiento.

Según el discurso de Díaz-Canel que clausuró el séptimo periodo de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, las principales funciones de la comisión se traspasaron al Ministerio de Economía y Planificación (MEP), a cargo de conducir «la estrategia nacional para impulsar la economía».

El gobernante presentó la Tarea Ordenamiento como «un paso impostergable» para elevar la eficiencia empresarial, pero admitió que tuvo «efectos indeseados sobre la vida de los ciudadanos, que hoy se expresan, sobre todo, en la dañina inflación»

El propio Marino Murillo reconoció en las mismas sesiones de la Asamblea que el aumento desmesurado de los precios de la canasta básica fue «la principal desviación de la Tarea Ordenamiento». Dijo en un discurso enrevesado que el mercado informal ya experimentaba una inflación de 6.900% que llevó al aumento de los costos de los bienes y servicios básicos muy por encima del incremento de los salarios, con la consecuente afectación a la capacidad adquisitiva de la población.

Con la desactivación de la Comisión que se ha encargado de imponer las reformas económicas del PCC, el cargo de Marino Murillo quedó en el aire. Ya en abril el economista quedó fuera del Buró Político del Partido y de su Comité Central, a los que pertenecía desde 2011.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.