Marino Murillo: ‘Si el Estado vende la tierra iríamos al latifundio’ en Cuba

Home » Cuba » Marino Murillo: ‘Si el Estado vende la tierra iríamos al latifundio’ en Cuba
Cuba

Pide ‘comprensión’ a los productores que se quejan del crecimiento de los costos y el tope de precios con el ordenamiento monetario.

Campesinos cubanos. TRABAJADORES

El jefe de las reformas económicas del Partido Comunista de Cuba (PCC), Marino Murillo, argumentó el martes que el Gobierno no puede vender la tierra porque unos pocos concentrarían la propiedad y entonces el latifundio estatal pasaría a manos privadas.

“Las personas se cuestionan cosas. Nosotros lo que decimos es que, si el Estado pierde la propiedad de la tierra y en vez de entregarla en usufructo la vendiera, los productores de mayores ingresos le irían comprando la tierra a los de menores ingresos y se iría produciendo gradualmente un proceso de concentración, no de la producción sino de la propiedad, e iríamos al latifundio”, dijo Murillo en la Mesa Redonda del martes.

De 6,3 millones de hectáreas cultivables en Cuba, aproximadamente el 80% está en manos del Estado y el resto pertenece a los campesinos individuales, propietarios de tierra. De ese 80% de propiedad estatal, más o menos el 70% es gestionado por formas no estatales, pero están controladas por el Gobierno y sujetas a sus políticas restrictivas.

El jefe de la denominada Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos intervino nuevamente en el programa oficial para hablar esta vez del impacto de la unificación monetaria sobre el sector de la agricultura.

“Cualquier cosa que se vaya a hablar de la agricultura en la Tarea Ordenamiento pasa por dos cosas: primero, los precios de acopio, cómo vas a pagar la producción a esa base productiva; segundo, a esa base productiva le vendes productos y le prestas servicios. El otro enfoque es cuánto me va a costar lo que me vas a vender como productor”, dijo.

Además de los precios, aseguró que “hay también temas organizativos y de insumos que hay que revisar”, ante las quejas de productores por el incremento de los costos y el tope de precios de sus producciones.

Según el ministro, “no es posible” ahora “poner un precio que conlleve una devaluación de 24”.

“Vamos a revisar todo lo que sea necesario revisar. Evidentemente, el punto de partida ya no es 1×1, ya no es 1×24”, agregó.

Puso como ejemplo que el arroz cáscara húmedo tiene un precio ahora de 3.478 pesos por tonelada y va a ser de 5.439, y el arroz consumo costaba 6.956 pesos por tonelada y ahora se pagarán 10.878.

“Es verdad que los precios no van a subir al mismo ritmo que el crecimiento de los costos, es algo que los campesinos nos están diciendo. Si el punto de partida fuera más chiquito, las magnitudes fueran diferentes. Pedimos a la base productiva comprensión en este tema. Estamos en un primer año de la Tarea Ordenamiento”, afirmó.

Por su parte, el ministro de la Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero, dijo que han realizado análisis de los “planteamientos” emitidos por los productores ante las disposiciones de la Tarea Ordenamiento para el sector y que apuntan fundamentalmente a la preparación de las cooperativas para enfrentar el Día Cero.

“Tenemos unas 500 cooperativas con problemas financieros, económicos, y uno de los análisis es cómo vamos a dar tratamiento a esas cooperativas”, admitió.

Quejas recibidas también tienen que ver con los precios de los productos, los servicios a los campesinos y los precios de los portadores energéticos.

“Estamos recibiendo opiniones sobre los impagos a los productores. Además, algunos consideran altos los precios de ciertos insumos en relación con el incremento del precio de los productos agropecuarios, y hay preocupación sobre los márgenes comerciales mayoristas y minoristas”, dijo Rodríguez Rollero.

Según el ministro, “hay una voluntad de atender todos los asuntos e inquietudes y darles respuesta”, pero siempre “en el marco de lo aprobado” por el Gobierno.

Pese a la crisis económica y de desabastecimiento de alimentos que atraviesa la Isla, los campesinos sufren los topes de precios y no tienen libertad para elegir a quién vender sus productos. Sus cosechas en numerosas ocasiones se pudren por la ineficiencia del mecanismo de Acopio. La situación seguirá siendo la misma con el ordenamiento monetario.

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: