Mariela Castro culpa a EEUU de la crisis del dengue en Cuba, y Díaz-Canel, del resto de los males

‘El bloqueo está en la raíz, las ramas y los frutos de nuestras dificultades económicas’, dice el gobernante en el acto por el 26 de julio.

Miguel Díaz-Canel y Raúl Castro en el acto por el 26 de julio en Cienfuegos.

Mientras Mariela Castro ha culpado a Estados Unidos de la actual crisis del dengue en CubaMiguel Díaz-Canel ha achacado al embargo de Washington todos los males que padece el pueblo de la Isla, que en los últimos tiempos vive una odisea con los continuos y prolongados apagones a consecuencia de un sistema electroenergético obsoleto.

«El dengue hemorrágico fue introducido a Cuba por el Gobierno de los Estados Unidos hace varias décadas, con el fin de generar una crisis sanitaria y apoderarse de la Isla», escribió la hija del general Raúl Castro en una publicación en Facebook en la que replica el texto de un conocido perfil de la Seguridad del Estado.

La Página de Mauro Torres alaba la labor de los médicos de un hospital de Matanzas que salvó a dos niños con un cuadro de dengue hemorrágico, durante «varios días críticos, pero ya con evolución satisfactoria».

«Por estos días, algunos sitios maliciosos hacen zafra para difamar la salud cubana, sin embargo, mientras, muchos niños y familias se salvan (y) no representa noticia para ellos», escribió Torres, quien hizo referencia, sin mencionarlo directamente, a las muertes por dengue producidas, hospitales abarrotados, personal sin dar abasto, en medio de las negaciones de colapso sanitario del ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda.

Depositar las responsabilidades en terceros, en el Gobierno de Estados Unidos, sobre todo, es ya metodología en la propaganda del régimen y así lo volvió a hacer patente Miguel Díaz-Canel durante su discurso en Cienfuegos por el 26 de Julio

En una intervención relativamente corta, publicada de manera íntegra por el diario oficial Granma, el embargo estuvo machaconamente en boca del gobernante una y otra vez.

«Aunque en medio de un lamentable y largo apagón mezclado con el sofocante verano de estos días algunos pueden sentir que nada es peor que la racha de eventos negativos que venimos sufriendo y buscan alivio maldiciendo, en el fondo de sus almas todos comprenden que, ineficiencias aparte, el bloqueo está en la raíz, en el tronco, en las ramas y en los frutos de nuestras dificultades económicas«, dijo Díaz-Canel.

En palabras del gobernante, «aún bajo el fuego que significa estar bloqueados», el régimen ha «levantado una obra de justicia social» que colocó «al nivel de los países más avanzados en indicadores claves del desarrollo humano como la mortalidad infantil, la esperanza de vida al nacer, el acceso a la salud, la educación, la cultura o el deporte y los niveles de seguridad y protección ciudadanas», pilares de la propaganda oficial que nunca como ahora están siendo cuestionados en medio de un éxodo sin precedentes.

Para Díaz-Canel, los males que sufre el cubano son consecuencia de una «lógica imperial» que «apuesta a la amnesia y a la parálisis social».

«Pretenden que, bajo la presión de las necesidades materiales generadas por su infame bloqueo de 63 años, claudique el espíritu de resistencia del pueblo y hasta la última generación olvide por qué se hizo una Revolución socialista de los humildes, con los humildes y para los humildes a 90 millas del sueño americano», señaló.

Tras 63 años de políticas fracasadas, de vicisitudes y miserias para el pueblo llano, de discursos triunfalistas, el gobernante hizo promesas de «hacer un país mejor nosotros mismos».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%