Marco Rubio sobre López Obrador: ‘Es un apologista de la tiranía en Cuba’

El senador cubanoamericano afirma que el mandatario mexicano ‘ha entregado secciones de su país a los cárteles de droga’.

Marco Rubio durante una comparecencia. AP

«Me alegra ver que el presidente mexicano, que ha entregado secciones de su país a los cárteles de droga y es un apologista de la tiranía en Cuba, un dictador asesino en Nicaragua y de un narcotraficante en Venezuela no estará en EEUU esta semana»indicó en Twitter el senador cubanoamericano Marco Rubio sobre la ausencia de Andrés Manuel López Obrador de la Cumbre de las Américas.

El mensaje de Rubio se produce luego de que el mandatario mexicano confirmara que no asistirá a la reunión, que sesiona entre lunes y viernes en Los Ángeles, EEUU, en solidaridad con La Habana, Caracas y Managua, excluidos por Washington debido a que la Administración de Joe Biden los considera violadores de los derechos humanos de sus ciudadanos.

«Ya puedo informarle al pueblo de México que no voy a asistir a la Cumbre. Va en mi representación y en la del Gobierno el canciller Marcelo Ebrard, y no voy a la Cumbre porque no se invita a todos los países de América», dijo durante su rueda de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

López Obrador había adelantado desde hace semanas que no acudiría a la reunión si el Gobierno estadounidense no atendía su petición de invitar a todos los países de la región.

El mandatario mexicano aseguró además que tiene buenas relaciones con su homólogo estadounidense, Joe Biden, pero afirmó que fue presionado por el partido republicano y por líderes de la comunidad cubana en ese país que tienen mucha influencia en el Gobierno, citó EFE.

«Desde mi punto de vista están actuando con odio y no quieren la hermandad de los pueblos, y están haciendo sufrir mucho a un pueblo abnegado y digno como el pueblo de Cuba», reiteró, en referencia indirecta a los legisladores cubanoamericanos que exigen a Biden hacer rendir cuentas a La Habana.

López Obrador lamentó no poder encontrarse con Biden, porque lo considera «un hombre bueno», pero insistió en que está sometido «a fuertes presiones extremistas», y de algunos dirigentes de la comunidad cubana en Estados Unidos.

«Sería el colmo que nosotros asistiéramos a una cumbre en ese contexto. Eso es contrario a la política exterior de México, a lo que establece nuestra Constitución, a la no intervención, a la autodeterminación de los pueblos», agregó López Obrador.

López Obrador se convirtió en el mandatario regional más crítico con la exclusión de La Habana, Caracas y Managua del encuentro hemisférico, sobre todo horas después de visitar Cuba en visita oficial, ser condecorado con la Orden José Martí, la de más alto valor que entrega el régimen, y ser agasajado con una cena y concierto por parte de Miguel Díaz-Canel, al que luego calificó como «hombre honesto y buen ser humano».

Durante esa visita, se reunió además con Raúl Castro.

El propio lunes, la Casa Blanca reveló que mantuvo consultas durante más de un mes con el mandatario mexicano y con otros socios regionales sobre el tema de las invitaciones a la Cumbre de las Américas.

Esos intercambios tuvieron un carácter «franco», dijo en una rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, quien rechazó especificar si Biden y la vicepresidenta, Kamala Harris, fueron los encargados de hablar directamente con López Obrador.

«Es importante reconocer que hay una amplia gama de visiones sobre esa cuestión (de las invitaciones) en nuestro hemisferio, igual que en Estados Unidos. La posición principal del presidente es que no creemos que se debe invitar a dictadores y ese es su argumento», explicó la portavoz.

Además, Jean-Pierre reveló que Biden ya sabía que López Obrador no iba a acudir a la cita antes de que el mandatario mexicano lo anunciara oficialmente.

«Vemos a México como un amigo y un aliado cercano», subrayó la portavoz.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo este lunes que Estados Unidos «entiende» la posición de México.

«Ciertamente hay una diversidad de opiniones cuando se trata de quién debe ser invitado a la Cumbre de las Américas», dijo Price. «Hemos hecho todo lo posible para incorporar los puntos de vista del hemisferio», añadió, de acuerdo con un reporte de Reuters.

Price defendió la decisión de Washington de excluir a La Habana, Caracas y Managua de la reunión, que se celebra esta semana en Los Ángeles, diciendo que el convocante del encuentro tiene amplia discreción sobre quiénes participan.

«Lamentablemente, es notable que uno de los elementos clave de esta cumbre es la gobernabilidad democrática, y estos países no son ejemplos, por decirlo suavemente, de gobernabilidad democrática», dijo Price, citando el reciente encarcelamiento de artistas en Cuba, la presión sobre la sociedad civil en Nicaragua y el liderazgo del presidente Nicolás Maduro en Venezuela que no es reconocido por Estados Unidos.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%