Marco Rubio sobre el Síndrome de La Habana: No debemos parar hasta que descubramos responsables

Foto: BBC

Las conclusiones de la CIA sobre las probables causas del Síndrome de La Habana han incluido ataques con dispositivos que emiten haces de energía dirigida y a pesar de no haber podido establecer responsables, el senador Marco Rubio dijo que el gobierno estadounidense no debe parar hasta descubrir al culpable.

El equipo de investigación en labores de inteligencia expuso los resultados de sus estudios estableciendo que el personal estadounidense afectado estuvo expuesto a algún dispositivo emisor de haces de energía dirigida según se dio a conocer la víspera.

El senador Marco Rubio dijo hoy en Twitter: “Un grupo de expertos ha informado a nuestras agencias de inteligencia que los diplomáticos estadounidenses fueron atacados por energía de radiofrecuencia pulsada dirigida. Y no debemos parar hasta que descubramos quién lo hizo”.

El Síndrome de La Habana sigue siendo un misterio, aunque algunos médicos y expertos han establecido relaciones en la mayoría de los casos con otras causas, todavía quedan decenas de personas afectadas donde no se han podido establecer esos vínculos algo que pudiera tener una explicación en “el uso deliberado de energía”.

Los funcionarios en la investigación están de acuerdo en algo “los factores psicológicos por sí solos no pueden explicar las características descritas por las personas en ese pequeño número de casos”.

Mientras, el uso de pulsos de energía electromagnética “explica plausiblemente” las afecciones encontradas, lo mismo sucede con las “ondas de ultrasonido a corta distancia”.

A pesar de estas conclusiones los investigadores no han identificado hasta ahora el dispositivo específico que se habría utilizado para afectar a los diplomáticos estadounidenses.

Lo revelado no culpa ni exime a Cuba por los casos que primeramente aparecieron en la embajada de Estados Unidos en la isla, pero si hecha por tierra al menos por el momento las aspiraciones del gobierno de La Habana de un restablecimiento de las relaciones entre ambos países ahora con la administración demócrata en la Casa Blanca.

La semana pasada Carlos Fernández de Cossío Domínguez, viceministro de Relaciones Exteriores de la isla había adelantado la petición en una entrevista con CNN.

El diplomático hizo el llamado a la normalización luego de un informe en poder del gobierno de Estados Unidos donde la CIA calificaba de “poco probable” que la mayor parte de los casos del “Síndrome de La Habana” fueran causados ​​por un potencia extranjera.

El viceministro citó el informe preliminar en el que la CIA apuntaba que no existe “ninguna evidencia de que un estado-nación esté detrás de cualquiera de los aproximadamente 1000 episodios reportados en todo el mundo”.

“El paso lógico del gobierno de Estados Unidos con esta evidencia, con lo que ahora saben, sería dejar de lado la excusa que se usó en su momento sobre los ataques y luego normalizar el funcionamiento y la operación de su embajada en La Habana y normalizar nuestra embajada en Washington”, señaló Fernández de Cossío que además destacó que “Cuba es el único país que está siendo castigado por esto”, a pesar de existir reportes de casos en otras naciones.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%