Mara Tekach, coordinadora de la Oficina de Asuntos Cubanos del Departamento de Estado de EEUU, aseguró que las recientes sanciones de la administración de Donald Trump contra el Gobierno cubano no frenarán el envío de remesas hacia la Isla.

“Las remesas siguen fluyendo a Cuba según nuestras regulaciones, lo único que no pueden es fluir a través del sistema militar cubano”, declaró la funcionaria, quien fuera la máxima responsable de la Embajada de Estados Unidos en La Habana entre 2017 y 2020, en una entrevista concedida al portal Diario de Cuba.

“Cuba es el único país del hemisferio donde las remesas fluyen a través de los militares y donde ellos se embolsan una parte de esas remesas. El Gobierno de Estados Unidos no va a permitir que tal sistema continúe. Estamos enfocados en proteger los intereses del pueblo cubano”.

Existen soluciones y el Gobierno cubano lo sabe

Asimismo, Tekach aclaró que —hoy en día— existen instituciones no militares a través de las cuales se puede enviar dinero a la Isla y la alta cúpula del Partido Comunista de Cuba (PCC), lo sabe.

“Si el régimen quisiera hacer anuncios honestos lo diría”, subrayó.

Al ser abordada sobre qué garantías existen de que las remesas no sean utilizadas por las fuerzas militares cubanas, la funcionaria indicó que el principal objetivo es que el dinero no fluya a través de estas entidades.

“Las negociaciones continúan en este momento y no tengo autoridad para predecir cómo van a terminar, pero sé que hay alternativas y eso se tiene que negociar (…) Estamos trabajando para que [los cubanos] reciban lo máximo que sus familias queridas están tratando de enviarles”.

“Vamos a seguir protegiendo los intereses del pueblo y las familias cubanas para nuestro objetivo principal, que es fomentar la democracia y protección de los Derechos Humanos en Cuba. Ese sistema de controlar las remesas que las familias están enviando a sus allegados en Cuba y que el régimen desvía para los militares es inaceptable, por eso decidimos que no se puede continuar, pero las remesas sí van a continuar”.

“Estamos aquí para ayudar al pueblo cubano”, concluyó.

Gobierno cubano, sanciones y Western Union

El Registro Federal, bajo el sello de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, por sus siglas en inglés), emitió el pasado viernes una nota anunciando que, a partir del 27 de noviembre, entrará en vigor la prohibición del envío de remesas a Cuba.

La medida afectará a todas aquellas compañías que, como Western Union, tienen acuerdos con GAESA —el conglomerado militar cubano dirigido por el general Luis Alberto Rodríguez López-Calleja—, así como sus subsiguientes ramificaciones. El ex yerno de Raúl Castro, se encuentra incluido en la “Lista Restringida” de OFAC, lo que supone el congelamiento de todos sus bienes y la prohibición de toda transacción que involucre a individuos y entidades estadounidenses.

El Gobierno cubano confirmó a inicios de semana el cierre de los 407 puntos de pago de Western Union en el país, debido a las sanciones de Washington. Western Union, por su parte, aseguró continuar operando con normalidad en la Isla, mientras examina las nuevas sanciones del gobierno estadounidense.

“Nuestro objetivo es continuar brindando servicios esenciales de transferencia de dinero a los clientes, muchos de los cuales dependen de las remesas de sus seres queridos para satisfacer sus necesidades diarias”, declaró la compañía con sede en Denver, Colorado, a Martí Noticias

Asimismo, se comprometió a cumplir con todas las regulaciones impuestas por la administración de Trump. “Proporcionaremos información adicional a medida que formalicemos esos planes”, señaló.

Tomado De ASERE.COM

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.