Maestra cubana y madre soltera denuncia burocracia del Estado: Me estoy muriendo de hambre

Foto: Y. Rodríguez

Cinco meses de larga espera en los que ha tenido que vender lo poco que tenía para darle de comer a su hijo, esta maestra cubana denuncia que por la burocracia no puede poner comida en su mesa y que las autoridades no le dan respuestas.

“¿Dónde está la función que deben hacer las organizaciones de masas que atienden a la mujer? ¿Dónde está la función que tienen que hacer los Trabajadores Sociales, siendo yo un caso de ellos? ¿Por qué razón no me han ayudado, con un bebé por el medio?, son las interrogantes que suscribe Yunia Rodríguez Walters una profesora de Matemática y Física, que no ha podido regresar al trabajo por documentos pendientes.

“Ya me desbordé y no aguanto más, llevo desde noviembre que no me pagan un peso esperando desde diciembre mis papeles para trabajar aquí en Oriente, mi niño y yo nos estamos muriendo de hambre y a nadie les ha importado mi situación”, dice Yunia Rodríguez.

La cubana explica que desde que parió no ha podido regresar al trabajo por encontrarse viviendo actualmente en el Oriente del país, donde le han negado la asistencia social hasta que llegaran sus papeles.

Rodríguez Walters se queja de la burocracia del Estado para concederle el traslado de sus documentos y poder trabajar en escuelas de la zona oriental pero lo que más le indigna es que ninguna de las supuestas organizaciones que deberían proteger a un trabajador cubano e incluso a una madre soltera, le ha brindado un poco de apoyo: “ellos saben muy bien que yo soy madre soltera, que mis padres murieron y no tengo a nadie que me extienda la mano, hasta dónde y hasta cuándo tengo que seguir con esta situación”, lamenta la profesora cubana.

Por último denuncia “el litro de leche que le dan al nene y el pan no se vive, ya es el colmo que lo haya tenido que vender todo, cama, cuna, colchón para que por lo menos mi hijo coma, necesito ayuda, sí, que me hagan llegar esos papeles ya, la vida está bien difícil y más con un nene, yo soy una profesional que entregó todo su empeño, y ninguna Organización de Masas ha hecho nada…. cinco largos meses en espera”.

Desde los comentarios a su publicación, varios internautas reconocen que Yunia Rodríguez es una excelente profesora y además una mujer muy valiente que asumió la crianza de su hijo ella sola.

“Si supiera este país la clase de profesional que se están perdiendo las escuelas y niños, enseguida se resolvería el problema” dice una madre cubana que añade “lo digo por experiencia ya que tuve el privilegio de mis hijas como estudiantes y yo como mamá disfrutar de tremendos conocimientos y hoy puedo decir que las asignaturas que esta madre soltera impartía eran las mejores clases que podía un niño adolescente de secundaria obtener. Le doy las gracias por haber sido profesora de mis dos hijas. Por favor hago un llamado de ayuda para ella que bien lo necesita.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%