A esta problemática hay que sumarle que deben permanecer en cuarentena obligatoria por dos semanas, debido a un rebrote de COVID-19 en el barrio

Al menos tres madres de niños pequeños en la calle Villegas 429, entre Teniente Rey y Muralla, Habana Vieja, reclaman a las autoridades por las condiciones precarias de sus viviendas, que se encuentran en inminente estado de derrumbe.

A esta problemática hay que sumarle que deben permanecer en cuarentena obligatoria por dos semanas, debido a un rebrote de COVID-19 en el barrio.

Las cámaras de ADN Cuba ingresaron a las viviendas para constatar el mal estado en que se encuentran.

Imágenes muestran paredes agrietadas, al igual que el suelo. Incluso hay paredes desmontadas. 

“Se está cayendo una parte de la casa. Las autoridades vienen y dicen que darán una respuesta al otro día y no dan respuesta de nada”, cuenta una de las afectadas.

Ella tiene un bebé de cuatro meses, un niño de cuatro años y una niña de 12 viviendo con el inminente peligro de derrumbe.

“Supuestamente vendrían (autoridades) en la mañana a dar una solución porque venía un ciclón, y no vienen”, añadió.

Las personas afectadas están solicitando que los saquen de la vivienda inhabitable y les den un espacio donde vivir tranquilos.

Otra vecina cuenta que tiene siete dictámenes técnicos, pero la situación sigue igual.

Mientras la cuadra se encuentra en cuarentena por un rebrote de COVID-19 los vecinos corren grave peligro para sus vidas si permanecen en las casas.

Nuestro reportero informó que en las manzanas cerradas viven alrededor de 1000 familias, muchos hogares compuestos por madres solteras que son el sustento de sus hijos.

Precisamente en el reporte sanitario del martes, se confirmaron nueve casos de COVID-19 en la capital, y siete de ellos pertenecen al municipio Habana Vieja.

Desde hace tres días no se registran nuevos casos en la zona.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.