Madre cubana se desespera ante escasez de alimentos: Cómo explicarle a mis niños que no hay más nada

Foto: L. Dorque

Una madre cubana conmueve en redes sociales tras mostrar lo que consiguió para que sus hijos cenen y cómo terminó reprochándose a sí misma por castigarlos cuando no quisieron comer.

Leyanet Dorque advierte en sus palabras que se refugia en sus creencias religiosas en medio de la desesperación que hoy causa criar niños en un país sin alimentos al alcance de todos.

“Este es el suculento y monocromático plato que acabo de presentarle a mis niños y a mí misma para almorzar. Luego de dar 1200 pesos por dos cartones de huevo, resulta que mis niños no quieren comerse este plato de comida”, explica Leyanet en una publicación en Facebook.

La madre indica que regañó a sus hijos por no querer comerse la comida, pero luego se sintió mal con ella misma.

“Y después de castigarlos por no comer, me siento y reflexiono y me digo a mí misma: contra, ¿pero qué he hecho? Es que esto está duro de tragar, esto no atrae ni a las moscas, cuanto menos a nuestros dolidos ojos”, comenta.

Lo más doloroso para esta cubana y que también enfrentan cientos de miles de padres en la isla, es explicarle a sus hijos que no hay más nada para comer, salvo lo que pueden resolver y colocar en la mesa.

“Cuán difícil se me hace explicarle a mis dos niños pequeños que no hay nada más para que coman; qué, o se comen eso o no comen nada”, advierte Leyanet Dorque al momento que agrega sentirse exhausta con tanto esfuerzo.

“Sin corriente, sin comida digna, sin estímulos para los niños, sin energía corporal. Así nos encontramos hace rato. El desgaste ya es demasiado”, denuncia.

La cansada madre, no solo se refiere a la búsqueda incesante de comida para alimentar a sus dos niños, además habla de de las noches interminables sin electricidad y cómo explicar esa dura situación a sus pequeños.

“Mi boca grita en silencio. Mi corazón llora de tristeza y enojo por esta situación que sufrimos los cubanos. Mis manos ya se cansan de dar abanico en la noche a dos niños que no entienden por qué quitaron quitaron corriente y preguntan al despertar en la mañana : hay corriente? Qué cosa es eso? Ya están traumados. La mente de dos niños de 4 y 5 años se pregunta al despertar que si se fue la luz. Es tristísimo”, dice la madre que termina aludiendo a su fe para seguir adelante.

Desde los cientos de comentarios generados por sus publicación, otra cubana concuerda con ella.

«Cuánta tristeza, uno que es grande no logra asimilar tan terrible situación, cómo explicarle a un niño que no hay nada y que encima no tienes cómo dárselo», dice Nancy Alfonso.

Yania Liam, otra madre de la mayor de las Antillas, cuenta cómo su hijo se ve afectado y advierte que ya tomó una decisión.

«Así mismo es, yo tengo un niño de 5 años y me dice que él quiere irse para donde no quiten la luz nunca y no falte petróleo. Habla con mi mamá que está en EEUU y le dice que si ella le puede mandar petróleo para que no le falte la luz, mi niño es muy inteligente y sabe más de lo que le enseño, gracias a Dios pronto podré cumplirle su sueño de no pasar más trabajo en este país…»

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%