Madre cubana muestra una compra de 1000 pesos: Que alguien me diga cómo resistir

Foto: Redes sociales

Para los cubanos es cada vez más difícil llegar a fin de mes con algo que poner en la mesa, así lo explica una madre cubana que comparte su compra en rede sociales.

“A esto se redujo una compra de mil pesos. Que alguien me diga cómo resistir, cómo mantener una familia con estos precios”, dice la cubana Yadira Pérez que no cree en qué se convirtieron 1000 pesos.

“Que alguien me explique y que además me convenza, no me venza. ¿Cómo lo hago? Porque mi lista ya está en números rojos y todavía falta para terminar el mes”, reclamaba el viernes pasado con una imagen de lo que compró: un poco de manteca de cerdo.

El médico cubano Onesio De León Gutiérrez en cambio, se pregunta cuándo aparecerán las soluciones de un gobierno que solo justifica la crisis.

“Un pomo de aceite a 750 pesos, el paquete de pollo a 800, la bolsa de leche amarilla a 1000, el dólar por transferencia a 110…, anuncios y ofertas que te llegan desde cualquier red, tanto de esa que llaman «social» y se construye desde el anonimato de internet, como de esa otra que va de boca en boca por el barrio y te «resuelve», o mejor dicho, te revende, cinco libras de arroz a final de mes. Una realidad que se torna cada vez más cotidiana, al punto de que lo que hoy nos parece caro, un abuso contra el bolsillo, dentro de dos meses, quizá, ya no suene tan alarmante al oído, porque la escalada de precios sigue en crecimiento, y, con ello, una inflación que parece no tener fin. Y vuelvo a preguntar: ¿Dónde están las soluciones?”, reclama en Facebook.

Para este doctor, los cubanos hasta ahora solo han visto justificaciones: “lo único que hay de cierto es el inmenso trabajo que hoy pasa un padre de una familia cubana para poner un plato de comida en la mesa. Sin mencionar cómo calza y viste a sus hijos y al resto de la familia, pues necesidades básicas como aseo, comida, ropa y zapatos; se han convertido en un verdadero lujo para el cubano de a pie”, advierte.

Para De León Gutiérrez “urge buscar soluciones, enfrentando la realidad sin justificaciones, antes que el daño antropológico sea irreversible”.

Los cubanos no paran de exigir al gobierno que ajuste sus prioridades pero los reclamos parecen caer en un saco sin fondo.

Camagüey, una de las provincias más importantes en materia de agricultura y ganadería de Cuba, solo tiene cultivada el 42% de su superficie agrícola pero el régimen priorizará la construcción de un “Parque Fantástico” para el turismo que costará 56 millones de pesos.

Como en otros hechos expuestos por la prensa independiente, el Gobierno cubano vuelve a favorecer las inversiones en el turismo, por sobre otros rubros en el país.

Esta situación reclamó la atención del economista cubano Pedro Monreal que no logra comprender estas acciones por lo que criticó públicamente esa decisión :“Parque Fantástico de 56 millones de pesos en Camagüey. Esa provincia tiene la mayor superficie agrícola del país (1,7 veces más que la provincia que le sigue), pero solamente tiene cultivada 42% de esa superficie”. Para Monreal, lo que verdaderamente es “fantástico” es aparecerse con ese tipo de prioridad de inversión.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%