Madre cubana deja mal plantado a Humberto López en contundente mensaje

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El Día de las Madres se celebra en Cuba el segundo domingo de mayo, hoy faltan dos días, pero a varias madres cubanas, le faltaran sus hijos, detenidos por el régimen.

Otras como Inés Casal la madre del artista Julio Llópiz-Casal, dan honrosas muestras de valentía apoyando a sus hijos ante el acoso constante de la seguridad del Estado y el intento de oportunistas como el vocero del gobierno Humberto López.

Justo dirigido a este último, la cubana dejó un cortante mensaje en su perfil de Facebook:

¡A Humberto López!

Cuando, hace ya más de 5 meses, usted inició una feroz campaña de desinformación y de calumnias sin derecho a réplica, por el Noticiero de la Televisión Cubana (en su emisión estelar de las 8 pm), contra personas cuyo único «delito» ha sido y es exigir ser escuchados, como correspondería en cualquier Estado de derecho, yo tuve la candidez de pensar que, en algún momento, se levantaría una voz (al menos una voz) dentro del Gobierno cubano, que detuviera esa escalada de violencia que –sigo insistiendo– solo puede llevarnos a enfrentamientos terribles entre cubanos. Una vez más me equivoqué.

Hasta hace poco yo lo catalogaba a usted como un simple vocero; incluso, intentaba entender su trabajo, aunque no lo admiraba por él. Ya no es así. Usted ocupa actualmente un cargo dentro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, máximo órgano de poder en nuestro país, por lo que también es parte, y no sólo instrumento, de la política de información cubana.

A usted se le nota, además, con ese falso histrionismo, que disfruta pensando en el probable terror que debe estar inspirando en abuelos y padres cuando lo escuchan. Precisamente ese es su objetivo fundamental: lograr que, con el miedo de los padres los hijos se callen.

Pues, bien, conmigo puede ahorrarse ese «orgasmo ideológico». ¿Sabe por qué? Porque del miedo que he sentido (y siento aún), durante más de 50 años, no es usted el responsable. Yo siento el mismo miedo que han sentido (y sienten) cientos de miles de madres cubanas que, todavía hoy, le ruegan a sus hijos, estén donde estén, que se mantengan tranquilos, que no se expresen, que no van a obtener nada, que «calladitos se ven más bonitos». La única diferencia entre esas madres y yo, es que me convencí hace tiempo que si eduqué a mi hijo en el decoro y la dignidad, no voy a exigirle ahora que se convierta en un miserable.

Hoy, cuando nos ha otorgado a las madres cubanas el regalo de pasar un Día de las Madres angustiadas, solo voy a narrarle algo que he leído en más de una ocasión, en escenarios diferentes, y que no puedo asegurarle que responda a una anécdota real, pero que describe bien lo que estoy sintiendo ahora mismo:

El Comandante de una tropa que pasaba revista en su compañía, minutos antes de que ésta entrara en combate, observó que un joven soldado no podía evitar el temblor de sus manos, que sostenían el arma que portaba y le pregunto, con algo de ironía: «¿Miedo soldado?», a lo que éste respondió, con toda la firmeza de la que fue capaz: «Sí, mi General, pero aquí, en mi puesto».

Tomado de Cubita now

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.