“Que estas barrabasadas machistas se publiquen (…) expone el panorama de las mujeres en la Isla, tal cual es”, declaró el periodista Carlos Alejandro Rodríguez

El periódico Juventud Rebelde trató de realzar el aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) —una fecha que a ningún cubano importa— con publicaciones de tipo machista.

En una de las caricaturas se puede ver a un anciano que piropea a una mujer y, para hacer una alusión sexual dice que, a su edad, todavía mantiene “la guardia en alto”, una frase manida y gastada de la propagan gubernamental.

En otra, también una mujer insinúa sus senos sobre una enorme cazuela de caldosa —un caldo típico cubano que se prepara el 28 de septiembre— mientras otro anciano se queda boquiabierto ante el tamaño de los senos.

“Que estas barrabasadas machistas se publiquen, sin que ningún vocero/ninguna vocera oficial haga saber su inconformidad, no solo expresa una falta de originalidad crónica, sino que expone el panorama de las mujeres en la Isla, tal cual es”, declaró el periodista Carlos Alejandro Rodríguez.

Pero estas no son los únicos errores de la prensa oficialista en relación con los CDR. Con el fin de llamar la atención sobre la fecha, la televisión del régimen comparó a los CDR con las redes sociales, al punto de decir que son ejemplos de solidaridad entre cubanos y medios para comunicarse y convivir.

Es sintomático que la crónica sólo hable de los momentos más “alegres” de la organización: precisamente la fiesta por el aniversario que se celebra en todos los barrios el 28 de septiembre, el único momento que tiene alguna significación real para los vecinos. Fuera de eso, o sirve como engranaje del régimen o no hace nada la mayor parte de las veces.

Ya otras denuncias de machismo han tocado a la prensa oficial. En julio, se filtró un audio con la voz de la Directora de Comunicación y Contenido del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), Yusimy González Herreraquien en una reunión prohibió lo que ella llama “voces platinadas” en los locutores masculinos de la radio estatal cubana.

“Para ser más concreta, las voces platinadas son voces blandas, suaves, voces amaneradas”, explicó González, también diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Además de las voces, González Herrera criticó lo que probablemente ella entienda como poses gays: “Más allá de las dos voces, es el ‘cafeciiiiiito’, la ‘taciiiita’, por las cuentas del rosario, señores. Y eso todavía hoy no es un problema, pero si nosotros no lo atendemos ahora, sí va a ser un problema”.

Aunque la funcionaria estatal dijo no interesarle la particular orientación sexual de cada quien, lo cierto es que se trata de un discurso profundamente homofóbico, y que definitivamente impactará negativamente a cientos de profesionales de ese medio, quienes deberán adaptarse a los modos de la masculinidad hegemónica si quieren continuar desarrollando sus carreras y conservar sus empleos.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.