Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

Lynn Cruz ha denunciado la mala atención y falta de recursos que ha enfrentado su padre desde su llegada al hospital matancero

Hospital de Matanzas usa botellas como bolsas recolectoras para orina. (Lynn Cruz Facebook).

La escritora y actriz Lynn Cruz reportó que su padre se encuentra ya en estado de coma y dejó ver las pésimas condiciones en que es atendido en el Hospital Provincial Faustino Pérez, de Matanzas.

La también productora independiente ha reportado la delicada situación de su progenitor desde el pasado 28 de marzo, cuando llegó al hospital por una cardiopatía descompensada que se sumó a la neumonía que ya padecía.

No obstante, lo que ha preocupado más a la actriz y a su madre, no es en sí la salud de su papá, sino la pésima atención médica que han recibido en el hospital cubano.

Cruz ha denunciado la falta de medicamento, de equipo y de espacio, que hicieron que pese a su gravedad el hombre continuara en una sala de medicina general en vez de ser trasladado a terapia intensiva, inclusive aunque ya necesitaba oxígeno.

Ahora, en otra publicación de Facebook, la actriz deja ver que la falta de insumos de la que se hace llamar “potencia médica” llega a límites inconcebibles en cualquier hospital de otro país del continente, pues en lugar de bolsas especiales para la sonda de orina de su padre, el hospital usa una botella desechable.

La falta de insumos médicos abarca varias cosas básicas, como el hilo quirúrgico; hoy el hospital que en mayo del 2020 e hiciera famoso por un brote de COVID-19 causado por falta de desinfectantes, guantes y mascarillas para los médicos, carece ahora también de bolsas recolectoras

A pesar de que estos insumos se encuentran desde 150 pesos en el mercado en línea al menudeo, el gobierno de Cuba no invierte lo necesario para costearlas y pacientes como el padre de Lynn Cruz se ven obligados a utilizar botellas de agua recicladas, como se aprecia en su publicación.

“Hoy, 96 horas después de que lo dije en la Sala R del Hospital Provincial Faustino Pérez de Matanzas cuando vi el color y la textura de la orina de mi padre, es que le diagnostican la gravedad. Me acaba de informar mi madre que no hay Duralginas en esa Sala para bajarle las fiebres que no han cesado, a mi padre, y que ahora está en estado de coma”, escribió Cruz.

Publicación de Lynn Cruz sobre el estado de su padre. (Facebook).

Además del método sumamente antihigiénico utilizado para recolectar los desechos de los pacientes, destaca que el personal haya ignorado la gravedad del mismo hasta que se le señaló directamente por los familiares.

La falta de conocimientos de los médicos cubanos ha sido señalada dentro y fuera de la Isla, con múltiples acusaciones de negligencia en hospitales, algunos de los cuales han cobrado víctimas fatales.

Esté sábado, Cruz reportó que su padre ya no respondía a estímulos externos y que los doctores le habían improvisado una sala de terapia intermedia en su mismo piso, por no haber espacio en TI.

Todo el caso denuncia el abandono en que el gobierno tiene al sistema de salud de Cuba, mientras se sigue invirtiendo en mejoramientos turísticos y otras construcciones innecesarios para la población.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Share This
A %d blogueros les gusta esto: