Luis Manuel Otero Alcántara no quiere morir en una prisión en Cuba

El artivista cubano Luis Manuel Otero Alcántara. (Leandro Feal/Instagram)

El artivista Luis Manuel Otero Alcántara no quiere morir preso en Cuba, dijo este viernes la activista y curadora de arte Claudia Genlui.

“Hoy Luis Manuel Otero Alcántara muere en la prisión de máxima Seguridad de Guanajay, en el más horrible de los silencios. Luis quiere y debe estar en su casa. Luis no quiere morir. Quiere vivir”, dijo Genlui en Facebook.

La pareja de Otero compartió una imagen del miembro del Movimiento San Isidro y la curadora de arte Carolina Barrero, quien fue obligada al destierro por el régimen de La Habana.

“Hoy abro los ojos y la primera foto que veo en mi buzón es esta: una foto que hizo Leandro Feal justo el día que conocí a Carolina Barrero. Cómo pasa el tiempo… Siento un dolor horrible”, confesó Genlui.

“La dictadura cubana no sólo me arrebata la sonrisa de mis amigxs, sino que los condena a la oscuridad. Los que están dentro pierden el aliento y los que estamos fuera llevamos heridas que nunca seremos capaces de cerrar”, dijo.

“Sueño con el día que podamos todxs abrazarnos, sonreír, bailar, planificar una vez más cómo seguir construyendo nuestra Cuba. Te amo Caro, te amo Luis. Pronto estaremos juntos de nuevo”.

Genlui dijo “esta vez no es un proceso cíclico, no nos pasará ‘igual’. Yo sé que el cambio está cerca. Yo sé que los que se van ‘loma abajo’ son ellos, no nosotros. No perdamos la fe”.

El Movimiento San Isidro informó esta semana que Otero Alcántara “está muy delgado y ya no puede hablar” por la huelga de hambre en la prisión de Guanajay”.

“Hoy nos llega una información terrible desde la prisión: Luis Manuel se encuentra en un delicado estado de salud. No sabemos cuán grave está porque la familia no ha sido informada de nada. Tampoco sabemos si está acompañado, si algún médico está pendiente de él, si se encuentra en celda de castigo o si ya su cuerpo está sufriendo daños irreversibles. Lo que sí nos dicen es que está muy delgado y que ya no puede hablar”.

“¡Luis nos necesita hoy más que nunca! Luis no quiere morir, ni quiere ser un mártir, quiere vivir pero en condiciones de libertad, y por eso somete su cuerpo a esta nueva huelga. La cárcel no es una opción para él. Como tampoco lo es para las decenas de huelguistas, que en este minuto se encuentran plantados en contra del régimen”, agregó.

El Movimiento San Isidro recordó que Otero Alcántara “se declaró en huelga de hambre el 18 de enero de 2022. Es la segunda que realiza desde que se encuentra preso en Guanajay. El 3 febrero logró llamar a un miembro de su familia para decirle que estaba vivo pero que mantenía su posición de rechazar comida, visita o llamadas telefónicas. Su exigencia es su libertad inmediata”.

Según la activista Carolina Barrero, Otero Alcántara no estaba realizando una huelga de hambre en prisión, sino que hacía ayunos intermitentes a modo de protesta.

“Luis está intentando forzar con lo que tiene, que es su cuerpo, hasta un extremo que tampoco lo deje en manos de la Seguridad, porque ya ha pasado en otras ocasiones. Luis Manuel estuvo un mes entero en el hospital preso, a merced de las autoridades, por su última huelga asociada a los sucesos del 17 de abril, luego de que entraran a su casa y robaran y destrozaran sus obras de arte”, dijo Barrero en Madrid tras ser obligada al exilio.

Luis Manuel Otero Alcántara fue detenido el 11 de julio de 2021 cuando intentó unirse a los cubanos que protestaron contra el régimen en La Habana. Está acusado de los presuntos delitos de desacato agravado, desorden público e instigación a delinquir.

TOMADODE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%