Los supuestos “terroristas” detrás de Denis Solís que ‘salieron de la nada’

Home » Cuba » Los supuestos “terroristas” detrás de Denis Solís que ‘salieron de la nada’
Cuba

El régimen cubano sostiene que Denis Solís y el Movimiento San Isidro son financiados por “terroristas” radicados en Estados Unidos. Sin embargo los supuestos “terroristas” parecen haber salido de la nada y no son reconocidos por el exilio histórico

El régimen cubano circuló en días recientes un video donde interrogan al rapero independiente Denis Solís González, sin presencia de un abogado y donde Solís podría haber sido manipulado para autoinculparse.

Durante el interrogatorio Solís admite estar en contacto con José Luis Fernández Figuera, cubano radicado en Estados Unidos, a quien la Seguridad del Estado identifica como terrorista y le atribuyen varios hechos de sabotaje en Cuba, los cuales no aparecen en la prensa oficial cubana ni en ninguna otra.

Según Solís, Figuera contactó con él mediante llamadas telefónicas y audios; pero nunca le vio el rostro. Este le pedía al rapero “textos martianos” y que uniera a los miembros del Movimiento San Isidro para poner “coronas”, un dinero sería enviado con este fin desde Estados Unidos. 

Quizás las fuerzas de la Seguridad del Estado poseen un moderno manual sobre terrorismo; y solo allí el término corona es análogo de bombas o algo parecido. Poner coronas de flores es una forma muy inusual de hacer terrorismo.

La Seguridad del Estado cubano ha intentado relacionar al Movimiento de San Isidro con José Luis Fernández Figuera, quien es miembro de una supuesta organización llamada Lobos Solitarios.
 
El objetivo de toda organización criminal es la ejecución de delitos y acciones violentas con el fin de infundir miedo en la sociedad. ¿Qué miedo puede generar un grupo que es totalmente desconocido?

ADN Cuba contactó con varias organizaciones en el exilio y todas desconocían la existencia del grupo o de las personas mencionadas en el vídeo publicado por la prensa oficial. 

“No tengo ni idea de quienes son esas personas” indicó la opositora cubana Rosa María Payá “lo que si puedo confirmar es que a nuestros promotores han intentado infiltrarlos escribiéndole con números extranjeros y haciéndose pasar por gente de Cuba Decide. Así que es práctica del G2, contactar a gente en Cuba como si fueran personas que viven en el exterior”, agregó. 

La organización anticastrista paramilitar Alpha 66, surgida en 1961, tampoco reconoció a ningún miembro del supuesto grupo. 

Razones que avalan las sospechas de que Lobos Solitarios sea un invento desesperado del régimen que ha quedado sin argumentos.

Hasta la fecha las campañas de descredito lanzadas por el régimen tenían como fin desmoralizar a periodistas, activistas reales por los Derechos Humanos, anticastristas o miembros reconocidos del exilio. 

Esta parece ser una nueva modalidad creada por el régimen. Nunca antes la dictadura se había enfocado para lanzar sus ataques en personajes nuevos con poco poder de movilización y que no tienen vínculos con el exilio histórico. Podríamos estar presenciando una campaña para ridiculizar al exilio y a los movimientos de oposición pacífica dentro del país.

El Dr. en Filosofía Orlando Gutiérrez-Boronat, es una de las figuras más atacadas por la prensa oficial cubana que lo cataloga junto a otros intelectuales opositores y activistas como “terroristas”. 

Gutiérrez-Boronat sostuvo ante las interrogantes de AND Cuba que “En mi vida he escucha esos nombres” para señalar a los nuevos terroristas.

Los lobos solitarios, de existir, son una organización que parece creada de la nada. No existen referencias suyas en Internet como grupo terrorista, ni sobre sus integrantes. Sin embargo, el régimen cubano sostiene su existencia.
 
La referencia más cercana, en la que se pudo haber apoyado el régimen para inventar a los Lobos Solitarios, son los Lobos Grises, una organización de extrema derecha que opera desde 1968 en Turquía y está asociada con el  Partido del Movimiento Nacional (Milliyetçi Hareket Partisi, MHP).
 
Los lobos grises turcos se atribuyen el intento de asesinato del Papa Juan Pablo II en 1981.  Además, son acusados de realizar asesinatos en masas, extorsiones, atentados con bombas, secuestro y de narcotráfico.

Otro video circuló en redes relacionando al MSI con Willy González y Kiki Naranjo, cubanos “supuestamente” radicados en Florida y fundadores de la organización La Nueva Nación Cubana, cuya página de Facebook es sospechosamente reciente. Sus creadores escogieron una fecha simbólica como el 26 de julio para darle vida en Facebook. ADN Cuba llamó varias veces al número que aparece en la página y salía apagado y que no se podía dejar mensajes.

Estos personajes, salidos de la nada, suman videos en su página donde llaman a la unidad de los cubanos en contra del gobierno. Las directas de Willy Gonzalez están ambientadas siempre en el mismo cuarto de paredes verdes donde cuelga la bandera cubana.

El objetivo de La Nueva Nación Cubana según la información difundida en el perfil es “lograr la unidad de todo cubano dentro y fuera de la isla para entonces juntos, confrontar la dictadura castro-comunista de todas las maneras posibles hasta erradicarla de nuestra patria”.

Un audiovisual de otro cubano sostiene que la Nueva Nación Cubana también posee un comando en Paraguay. Sin embargo, nadie había oído sobre ella hasta estas fechas.

Rogelio Enrique Bolufé Izquierdo quien a su llegada a Miami dijera ser Mayor del Ministerio del Interior, está vinculado con el naciente grupo paramilitar (de redes sociales). Este cubano también se nombra el Presidente Interino de la República de Cuba pero no pertenece a ninguna organización del exilio histórico ni de organizaciones registradas en Estados Unidos.

Todos Somos Clandestinos es otra plataforma en Facebook, en ella se menciona a través de Live a Kiki Naranjo. El número telefónico registrado en esa página pertenece a una compañía inactiva de grúas para remolcar autos, cuyo dueño, José Luis Costa, ya falleció. La revisa tampoco obtuvo respuestas llamando a ese teléfono.

Rosa María Payá argumentó que “Quizás la policía política montó esa operación contra Denis desde el principio y todo es una trampa del G2”, agregó.

Ante la aparición del video con las declaraciones de Solís, el rapero cubano Maykel Osorbo, quien aún continua en huelga de hambre y sed a pesar del evidente deterioro de su salud, expresó:

“¿Quién dijo que leerle poemas a José Martí y llevarle coronas es terrorismo? Si eso fuera verdad.  Denis representa un Movimiento pacífico y cívico. Mientras, ustedes representan a los del Movimiento 26 de julio, que mataron personas, y pusieron bombas en cines… No vamos a creer el paquete ese, es una falta de respeto ese video, eso no existe”.

El audiovisual con la confesión de Denis es poco fiable como material probatorio de su contacto con “agentes del “terrorismo”. Sobre el tema varios abogados se pronunciaron.

El abogado cubano Eloy Viera Cañive refirió en una directa transmitida por el medio independiente El Toque que: 

(…) Lo que para cualquier persona podría considerarse una confesión, para mí es una manipulación. Denis Solís no fue sancionado por ningún delito de mercenarismo, por recibir dinero, por estar instrumentalizado desde ningún lugar, fue sancionado por un delito de desacato, que tiene como únicos sujetos relacionables, al propio Denis y un oficial de la Policía Nacional Revolucionaria, que evidente actuó en extralimitación de sus funciones.

Cualquier intento por introducir una matriz de opinión, que además es un método viejo, relacionado con el tema del mercenarismo, es una introducción que lo que pretende es desvirtuar el objeto del debate hacia otros extremos que también tenemos que empezar a debatir abiertamente.

Hay criterios de personas que señalan en redes sociales que el simple hecho de recibir dinero se cataloga como delito. Eso es un error, ni en Cuba, donde existe un ordenamiento especial. Hago una salvedad, la Ley 88 es la única en Cuba que puede aplicarse a discreción de las autoridades, y lo han hecho solo una vez desde su promulgación, porque el costo político de su aplicación en su momento fue muy alto. Ahora el gobierno cubano acomete opciones que no necesitan esa Ley, porque el costo político es nulo. Por eso es que los activistas insisten en la importancia de que se pronuncie la prensa extranjera, la Unión Europea (…)

Se trata de una estructura estatal reproduciendo situaciones que se pueden considerar como crímenes de lesa humana, como por ejemplo, la reproducción constante de las desapariciones forzadas.

Y todo el que se atreva a decir que es legal cualquier intervención en contra del Movimiento o Denis Solís, por el supuesto hecho de recibir dinero de los EE.UU., está en un error desde el punto de vista teórico-jurídico. 

Es preciso que se materialicen acciones que tengan un nexo con la recepción de ese dinero, y si las acciones pueden ser relacionadas con su derecho a la libertad de expresión. No pueden decir que son acciones provocadoras porque leyeron poesía en la calle. No hay ninguna ilegalidad, están ejerciendo un derecho, por tanto, no puede existir ninguna relación de causalidad entre este concepto de mercenarismo para descalificar y la legalidad y la justicia de un tratamiento determinado.

Tomado De CIBERCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: