Los guardabosques cubanos finalmente logran controlar un incendio forestal en Minas de Matahambre

El siniestro acabó con unas 300 hectáreas de bosques de pino.

Bosques de pino afectados por el incendio. PERIÓDICO GUERRILLERO

El incendio forestal de grandes proporciones que se desató hace tres días en Minas de Matahambre, Pinar del Río, fue controlado con un balance preliminar de daños de unas 300 hectáreas de pino de la especie Caribaea, informó la agencia EFE.

El fuego desatado en la zona conocida como El Campamento, en el municipio Minas de Matahambre, se encuentra controlado, aunque aún continuarán en las próximas horas la liquidación de «los puntos más calientes», explicó el segundo jefe del Cuerpo de Guardabosques (CGB) de Pinar del Río, Andy Luis Valle.

«Han sido difíciles los trabajos teniendo en cuenta la intensa sequía, la velocidad de los vientos —de entre 25 y 40 kilómetros por hora—, el material combustible existente y lo intrincado del paraje», explicó el experto.

Detalló que fue necesario establecer un camino de 15 kilómetros para situarse a la cabeza del incendio y abrir 20 kilómetros de trochas cortafuego, una estrategia que calificó de «efectiva» a partir de anclar la contracandela a tres ríos, con el objetivo de controlar las llamas.

Más de 130 integrantes del Cuerpo de Guardabosques, así como del sistema de la Agricultura y la Empresa Minera del Caribe, participaron en el combate del fuego con el empleo de buldóceres, camiones cisternas y medios aéreos.

El pasado mes de marzo, se desató un incendio forestal de grandes dimensiones en el área montañosa conocida como Arroyo del Infierno, en Pinar del Río, que devastó más de 250 hectáreas de bosques.

De 2011 a 2019, según estadísticas del (CGB), Pinar del Río, la provincia de mayor superficie boscosa de Cuba, ha sido el área más castigada por los incendios.

Esta provincia tiene el 48,07% de su territorio cubierto de bosques, generalmente del pino Caribaea.

En Cuba, el período crítico de ocurrencia de incendios forestales es del 1 de enero al 31 de mayo, coincidente con la época de mayor sequía. Eso representa una amenaza para la biodiversidad del país, con más de cuatro millones de hectáreas de bosques.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%