Los desastres dejados por las lluvias de los últimos días en Cuba son peores de lo que se imaginaba ¿No hubo previsión para esto del Gobierno?

Las fuertes lluvias de los últimos días en el occidente y centro de Cuba han provocado daños en 750 viviendas y 3.200 hectáreas de cultivo, además de cortes en el suministro eléctrico, según un informe preliminar del Gobierno cubano difundido este domingo.

Los aguaceros, remanente del huracán Agatha, han dejado además tres muertos y un desaparecido en Cuba, como ya se había informado. Las precipitaciones ya están remitiendo en casi todo el territorio cubano conforme avanzan en dirección noreste, hacia Florida (EE. UU.).

En una reunión de supervisión de la situación meteorológica encabezada por el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, se apuntó que los trabajos de recuperación ya han comenzado.

El presidente cubano abogó en Twitter por mantener la precaución pese a que las precipitaciones están descendiendo.

Según el informe preliminar, los mayores efectos se localizan en 750 viviendas, 21 de ellas reportadas con derrumbes totales y 162 con destrozos parciales, fundamentalmente en los techos.

El ministro cubano de Economía y Planificación, Alejandro Gil, precisó por su parte que resultaron dañadas 3.200 hectáreas de plantaciones de tabaco, boniato, pepino y calabaza.

Las afectaciones en el sector de la electricidad, que llegaron a alcanzar a 158.000 clientes, ya sólo quedan 4.487 sin servicio, sobre todo en las provincias occidentales de Pinar del Río y Artemisa.

Por su parte el acumulado promedio de las lluvias llegó a 73,6 milímetros (o litros por metro cuadrado), equivalentes al 38 % de la media mensual, según el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Los embalses, por su parte, están al 51% luego de las torrenciales lluvias, lo que representa un incremento de 409 millones de metros cúbicos de agua a causa del temporal (y se prevén nuevos aportes aún no contabilizados).

Mientras se aleja el área de bajas presiones que ha impactado a la mitad del país, aún se registran lluvias en algunas zonas centrales aunque menores, indicó el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología (Insmet).

«Este domingo empezarán a mejorar las condiciones, pero no podemos perder de vista que junio es el mes más lluvioso del año», recalcó en una nota, que advierte también de la posibilidad de lluvias persistentes la próxima semana.

Este 1 de junio comenzó la temporada de ciclones en el Atlántico -calificada como «muy activa»- que cerrará el 30 de noviembre, y en la que se prevén hasta 17 ciclones, nueve ellos con la posibilidad de alcanzar la categoría de huracán. El Insmet considera muy probable que uno de ellos afecte a Cuba.

La temporada de ciclones 2021 se saldó con 21 tormentas con nombre, de las cuales siete llegaron a ser huracanes y dos impactaron a Cuba, Elsa e Ida.

La última ocasión en que un huracán de grandes dimensiones afectó a Cuba fue en 2017, cuando Irma recorrió la costa norte de la isla de oriente a occidente dejando 10 muertos y pérdidas materiales valoradas oficialmente en 13.185 millones de dólares. 

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%